Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Papa cumple tres años de pontificado

EL PAÍS |

Vaticanista sostiene que su mayor desafío será derribar el muro entre el Norte y el Sur.

Hoy Francisco cumple tres años de un papado marcado por una espiritualidad bien definida, la típicamente jesuita, “firmemente dedicada a la misión”, y que colocó a la Santa Sede en ámbitos internacionales, elevando de nuevo el papel del Sumo Pontífice a un rango global tras largo período de “aislamiento”. En tanto, y al mismo tiempo, lidió con la “resistencia” desde ámbitos internos y obstrucciones en ese camino reformista, como la filtración de documentos y especialmente el abuso infantil, que emergió desde el pasado, pero que no lograron que retractara sus objetivos”.

Así resume estos tres años de Francisco, como líder de la Iglesia católica, Gian Maria Vian, director de LOsservatore Romano, el diario del Vaticano. “La novedad es la de un Papa con una espiritualidad muy definida y sobre todo con una convicción inherentemente dedicada a la misión”, deslizó Vian. Para el experto, la misión es la figura principal de este papado, pero también esa proclama de Jorge Bergoglio, quien dijo que la Iglesia está llamada a salir a proclamar la alegría del Evangelio. “Un elemento en sí convencional —explicó Vian—, una orden que se creó para ir a las fronteras y que Francisco impulsa insistentemente con sus ideas”.

“Tan solo hay que pensar en su primer viaje como Papa, a Lampedusa. La elección de la pobreza radical”, evaluó el periodista, al referirse a la presencia del pontífice argentino en esa isla del Mediterráneo, que recibe a diario desahuciados inmigrantes que huyen de lo peor. La indicación a la urgencia en el cuidado de la creación (de la naturaleza, del ambiente), es el objeto de su encíclica “Loado seas”, lo que representa otro símbolo fuerte de su pontificado, amplió el especialista.

Empero, la pregunta es si después de tres años se puede decir que su pontificado está teniendo éxito en su proyecto de Iglesia comprometida. “Creo que sí —sostiene Vian— y las fuentes de inspiración son fáciles de encontrar, en el Concilio Vaticano II y el pontificado de Pablo VI, pero sin duda es un desafío permanente, porque es difícil para todos dada la altura de las exigencias del Evangelio”.

En esa dirección, Francisco cita, a menudo, una frase del papa emérito Benedicto XVI: “ecclesia semper reformanda”, quiere decir que “la Iglesia siempre tiene que renovarse a sí misma en la conversión personal y colectiva del Evangelio, en la unidad de vida”, recordó Vian.

Sin embargo, las reformas de Francisco a partir de su mensaje simple no es lo único que prevalece. “Se pueden leer en estos días de balance, pero no hay que olvidar que las reformas reales necesitan tiempo y para la Curia Romana el más incisivo en el siglo, es él”, apunta el experto.

Hay que tener en cuenta, advierte el entendido, que la reforma que ahora se opera creció durante los últimos tres decenios. Por supuesto hay, pero es inevitable, y incluso sus más recientes predecesores tuvieron que enfrentarse con ellas.

Hay objetivos logrados a corto plazo que en tres años han ya “ocurrido”, como el histórico encuentro con el patriarca ruso Kirill y el firme empuje del deshielo entre Cuba y los Estados Unidos. Pero aún late el anhelado viaje a China.

“No hay duda de que ese periplo está entre los principales objetivos del Papa. Pero yo creo que, como el emerger de Europa del Este se debe tanto a la contribución de Karol Wojtyla como a la caída del muro de Berlín, la acción de Francisco, a raíz de sus orígenes latinoamericanos, podría ser capaz de derribar el muro entre el Norte y el Sur”, reflexionó Vian.

Visita papal a Auschwitz.
El Papa llevará a cabo un viaje pastoral a Polonia del 27 al 31 de julio próximos para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y en el periplo visitará el campo de exterminio nazi Auschwitz. La fecha fue oficializada ayer por el Vaticano, mientras que en Polonia será publicado el programa detallado de actividades papales. La visita se prevé para el 29.

LOS TEMAS MÁS DIFÍCILES.
El Papa ante el delito de pedofilia.
Lo clave, señaló Gian Maria Vian, es que Francisco “ha tenido y tiene que lidiar con el déficit de la estructura central de la Iglesia, pero también con la resistencia que llevó a contratiempos, como los documentos filtrados, una señal de la oposición que no es nueva en la historia de Iglesia de Roma, sobre todo frente a cada papado reformador”. Acaso, arriesgó, Bergoglio “la tenga menos difícil, ya que se apoya en un consenso muy amplio”. Pero, cabe preguntarse si el Vatileaks lo daña. “No creo, mucho más grave es el fenómeno del abuso sexual de menores cometidos por sacerdotes, escándalo doloroso que está siendo abordado de una manera nueva a raíz de una elección decisiva del cardenal Ratzinger”, apuntó. Fue su antecesor el que, a dos o tres años de su llegada, estuvo al tanto de las proporciones de ese fenómeno vergonzoso, especialmente con la impericia con la que se lo enfrenta. Lo habló en el viaje de regreso de México, cuando afirmó que los que han cubierto abusos “deben renunciar”. En esta zona, agregó, para el Papa “el proceso de renovación debe centrarse en la Iglesia como un todo y en el individuo”.