Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Padre Grassi investigado por desviar alimentos de su fundación

SUBRAYADO |

El cura, preso por abuso sexual de menores, goza de varios privilegios en la prisión y además lo investigan por desviar los alimentos que pertenecen a los niños.

Julio César Grassi, el cura condenado a prisión por abuso sexual de menores que cumple una condena de 15 años, fue denunciado por desviar las donaciones de alimentos de la Fundación Felices los Niños al penal donde se encuentra recluido.

Una investigación realizada por el programa de Jorge Lanata, Periodismo para Todos, mostró las condiciones en las que el sacerdote vive en la cárcel y sus vínculos con el exterior, así como el estado de la Fundación Felices los Niños.

Este domingo, a raíz de una denuncia realizada ante la Fiscalía número 8 de Morón, efectivos de la Policía bonaerense allanaron la casa del sacerdote y la Fundación.

El informe destacó las comodidades a las que accede Grassi en el penal: una oficina con baño propio, tres celulares y un televisor LCD, entre otras. Y mostró los registros en video de las rutas y el ingreso de los alimentos al servicio penitenciario de Campana.

“Muchas veces desaparecen los alimentos que llegan a la fundación”, declaró Roxana Ávila, a cargo de la despensa de Felices los Niños. Además, confirmó que Grassi daba la orden de que “se dieran alimentos vencidos a los chicos”.

“Muchas de las donaciones llegan directamente a La Blanquita, la quinta en la que vivía Grassi y que aún sigue alquilando. Desde allí, que es el centro de operaciones, se desvían las donaciones a la cárcel de Campana”, aseguró el director de Hogares de la fundación, Juan Manuel Casolati.