Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Obispos evalúan cómo acercar la Iglesia católica a las familias

EL OBSERVADOR |

Vaticano. Los equipos de trabajo presentarán hoy sus conclusiones

Los obispos ya tienen un texto borrador sobre el que trabajan. EFE

Desde el lunes 6 y hasta este viernes, 253 obispos de todo el mundo analizan en el Vaticano la postura de la Iglesia ante la familia, en una reunión extraordinaria convocada por el papa Francisco. El documento de trabajo de los padres sinodales, divulgado a comienzos de esta semana, revela que la idea central es acercarse a todas las personas y valorar lo positivo sobre lo irregular (homosexuales, uniones libres, divorciados vueltos a casar) para, desde ahí, explicarles la fe. La Iglesia intenta profundizar en la apertura a todos.

Las discusiones llevaron una semana y el lunes se publicó la Relatio post disceptationem, el documento que recoge los principales asuntos abordados y que es la base de las conversaciones de esta semana, donde en pequeños grupos de trabajo lo evalúan y proponen puntos para suprimir o adaptar. Hoy se presentarán las conclusiones de estos equipos, luego se publicará el texto en su integridad y más tarde se le presentará al papa. Pero la base ya está y es elocuente. Y es, de acuerdo con el comentario de los obispos en una de las conferencias de prensa diarias, una buena fotografía de lo que se ha discutido estos días.

El documento tiene 58 párrafos y hace énfasis en la escucha y la acogida a las familias. El cardenal sudafricano Wilfrid Fox Napier explicó, también en conferencia de prensa: “La importancia en el sínodo no se ha puesto, como vi en algunos periódicos, sobre cuestiones como el aborto, las parejas homosexuales o la anticoncepción, sino sobre cómo sostener a la familia en la fe cristiana”.

En esta línea, la Relatio propone apreciar más los valores positivos que los límites y las faltas en algunas realidades hoy más comunes –como las convivencias de parejas, los matrimonios civiles o los divorciados vueltos a casar–. Un subtítulo del documento se llama “Lo positivo en las uniones civiles y en las convivencias”, y en el texto se recoge una cita de Evangelii Gaudium, la encíclica de Francisco, donde se pide que ante estas realidades la Iglesia sea “siempre la casa abierta de Dios Padre (…) donde hay lugar para cada uno con su vida a cuestas”.

Vueltos a casar y homosexuales

En algunos ambientes hay gran expectativa respecto a lo que sugieran los obispos para los divorciados vueltos a casar, que están en situación de pecado grave y no pueden comulgar debido a que rompieron un vínculo considerado sagrado y para toda la vida y buscado una unión con otra persona.

Hasta ahora los padres sinodales no han dicho nada al respecto y evalúan todas las opciones: mantener la situación actual o permitirles volver a comulgar. En este caso, aclararon empero, “se trataría de una posibilidad no generalizada, fruto de un discernimiento actuado caso por caso”.

Con respecto a los homosexuales, el documento de trabajo de los obispos profundiza en la idea de “acogerlos con respeto, compasión y delicadeza” y evitar “todo signo de discriminación injusta” que propone el Catecismo de 1992. Ahora también reconoce que los gays tienen “dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana” y pide a los pastores preguntarse si los acogen con fraternidad.

Pero esta vez se da un paso más y se reconoce que, aún cuando no se pueden negar “las problemáticas morales relacionadas con las uniones homosexuales”, en algunos casos “el apoyo mutuo, hasta el sacrificio, constituye un valioso soporte para la vida de las parejas”. Ante los casos de niños que viven con parejas homosexuales, los obispos piden que se prioricen sus derechos. l

Cómo sigue

Pocas cosas son inmediatas en la Iglesia. Hoy los obispos presentarán sus tesis al papa y de aquí a octubre de 2015 en todo el mundo se discutirán estos temas. Dentro de un año habrá un nuevo sínodo.