Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Obispos de Alemania autorizan “píldora del día después”

LA REPÚBLICA |

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Alemania publicaron en su sitio web una declaración en la que autorizan la utilización de la “píldora del día después” en los hospitales católicos para las víctimas de violaciones sexuales. Fundamentan su decisión en la existencia de “nuevos preparados” que no tendrían efecto abortivo.

Según informó ACI Prensa, los obispos de la Conferencia Episcopal de Alemania autorizaron a los hospitales católicos el uso de la “píldora del día después” para las mujeres víctimas de violaciones sexuales. La resolución se basa en el entendido que existen “nuevos preparados” que no tendrían efectos abortivos. El documento no explicita los nombres de los medicamentos aceptados.

La breve declaración se titula “Cuestiones teológico-morales en casos de violación (la píldora del día después)”, fue publicada al término de la asamblea plenaria que esta semana reunió a los obispos del país en la localidad de Trier.

El documento sostiene que “el Cardenal Karl Lehmann (Maguncia), en su calidad de presidente de la Comisión Doctrinal de la Conferencia Episcopal Alemana, ha presentado sobre la base de los últimos avances de la ciencia, una vez constatada la disponibilidad de nuevos preparados con principios activos alterados, la evaluación teológico-moral del empleo de la llamada ‘píldora del día después’”. Sin embargo, el texto no identifica estos “nuevos preparados”.

“La asamblea plenaria ha reiterado que las mujeres que hayan sufrido una violación reciben, por supuesto, asistencia humana, médica, psicológica y espiritual en los hospitales católicos.

Esto puede incluir la administración de la “píldora del día después” partiendo de la base de que sus principios sean no abortivos, sino anticonceptivos. Seguirá sin poderse aplicar métodos médicos o farmacéuticos que conlleven la muerte del embrión. Los obispos alemanes confían en que las instituciones de sello católico se atendrán a su aplicación práctica siguiendo este requisito teológico y moral. En cualquier caso, ha de respetarse la decisión de la mujer afectada. La Asamblea reconoce la necesidad de, paralelamente a los primeros posicionamientos ante la “píldora del día después“, profundizar en otras cuestiones sobre el asunto – también en contacto con quien competa en Roma – y desarrollar las distinciones que sean necesarias. Los obispos mantendrán las correspondientes conversaciones con los responsables en los hospitales católicos y con ginecólogas/ginecólogos, así como con consejeras y consejeros”, sostiene parte del texto difundido en la víspera.