Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Obispos califican de “violencia” situación laboral en Soriano y Colonia

EL ESPECTADOR |

http://www.espectador.com/sociedad/348185/obispos-califican-de-violencia-situacion-laboral-en-soriano-y-colonia

A pocos días del inicio de la Cuaresma, los sacerdotes de la Diócesis de Mercedes junto con el Obispo, Mons. Carlos Collazzi, expresan su “preocupación y dolor” ante “la difícil situación que atraviesas muchos trabajadores y sus familias, provocada por el cierre de las fuentes de trabajo y la fragilidad y disminución de empleo estable y seguro”.

Advierten que esta situación añade “una nueva expresión de violencia a otras tantas ya establecidas”  y  que “el derecho fundamental al trabajo que dignifica a cada persona como cooperador y co-creador de un mundo mejor”, está “sujeto, esclavo de la especulación que antepone, el capital y la ganancia, al ser humano”.

Sin entrar en “análisis ni interpretaciones de orden político o económico que corresponden a los idóneos y a los responsables en quien el pueblo ha depositado su confianza”  los sacerdotes invitan a discernir sobre “esta desafiante crisis laboral”.

El comunicado finaliza con el deseo de que “el misterio pascual, ilumine, fortalezca y anime a empresarios, trabajadores y responsables de la economía y la política, en la búsqueda de soluciones de trabajo digno y estable que priorice a la persona y la familia por encima del capital y la renta.”

Por otra parte, el mundo católico celebra a partir de este miércoles el período conocido como La Cuaresma.

Comienza así para la Iglesia el tiempo litúrgico, un camino de oración y conversión que prepara para celebrar la gran fiesta de la Pascua.

El miércoles de ceniza, como se le conoce, será una jornada propicia para intensificar la vida del espíritu a través de los medios santos que la Iglesia  ofrece: el ayuno, la oración y la limosna.

Es un tiempo a escuchar y a meditar con mayor frecuencia. Para la Iglesia es tiempo de conversión (arrepentimiento y cambio) que prepara para la gran fiesta de la Pascua.