Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Obispos apoyan iniciativas para derogar ley de aborto

 EL PAÍS |

Declaración. Piden que la reglamentación sea “cuidadosa”

Los obispos de Uruguay lamentaron la aprobación de la ley que despenaliza el aborto y aseguraron que “alentarán” todas las iniciativas que busquen su derogación. Mientras tanto, reclaman una reglamentación “cuidadosa” y “respetuosa”.

La Conferencia Episcopal del Uruguay realizó hace unos días su segunda asamblea anual y el tema del aborto fue uno de los asuntos predominantes en la agenda.

Para los obispos, la ley del aborto supone un “claro retroceso” para Uruguay, pues va contra los principios fundacionales del país basados en “el respeto a la libertad, la defensa de la vida de todo ser humano y la solidaridad con el más débil”.

Además de declarar su “pesar” por la aprobación de la ley y señalar algunos aspectos “negativos”, informaron que “alentarán” las iniciativas “legítimas” que busquen la derogación de esta normativa.

Hay varias propuestas encaminadas en ese sentido, pero el portavoz de la Iglesia Católica, Heriberto Bodeant, aclaró que no han tenido contacto con los dirigentes políticos que promueven las instancias de derogación. “Quedará en manos de los ciudadanos la elección de los medios que estimen oportunos”, sostiene la Iglesia.

El diputado nacionalista Pablo Abdala está liderando una de las iniciativas para promover un referéndum y derogar la ley.

Las papeletas para adherir a esta propuesta comenzaron a circular y el próximo miércoles 21 se hará el lanzamiento oficial de la campaña de recolección de firmas.

Se necesitan las rúbricas de unas 52.000 personas, que deberán ser entregadas antes del 22 de marzo de 2013.

REGLAMENTACIÓN. Los obispos reclamaron que “mientras la ley en cuestión no sea derogada” su reglamentación debe ser “extremadamente cuidadosa para no aumentar el daño que ya provoca”.

“Se debe respetar la conciencia de los médicos y de otros trabajadores de la salud y no discriminar a aquellos que presenten una objeción de conciencia”, dicen los religiosos en la declaración.

Además, reclaman que se considere “atentamente” al artículo de la ley que prohíbe la objeción de ideario a aquellas instituciones de salud, que por su propia identidad, no admiten realizar abortos. Los obispos piden que al redactar la reglamentación las autoridades sanitarias sean “respetuosas” de esas situaciones particulares.

“Advertimos la injusticia e inequidad incluida en este ar-tículo que niega el derecho a la objeción de ideario a las futuras instituciones de salud”, señalan los obispos.

Las mutualistas Círculo Católico y Hospital Evangélico son hasta el momento las dos instituciones que han reclamado que se acepte la objeción de ideario. Pero desde el Ministerio de Salud Pública ya se les advirtió que solo admitirán la objeción individual de cada profesional.

En el Círculo Católico ya todos los ginecólogos firmaron esa objeción y sus autoridades han enfatizado que en esa institución no se realizarán abortos.

SALVAR. En su declaración, los obispos citan al Pacto de San José de Costa Rica, ratificado por la Constitución, que consagró a la vida humana como un derecho inalienable.

En ese sentido, señalan que al “aceptar la muerte provocada de criaturas humanas inocentes se hiere la tradición nacional en lo más profundo y no aporta soluciones; no ampara a la mujer, a la cual en una situación compleja, se le propone la peor salida: eliminar la vida del hijo y cargar con las graves secuelas de este hecho”.

Además, sostienen que así se “menoscaban los derechos y la responsabilidad del padre” y se “deshonra la vocación médica y crea una situación de posible discriminación en el personal sanitario y en las instituciones de salud”.

Para los obispos, la sociedad “no debe permitir o alentar la eliminación de vidas, sino atender a la madre que vive la situación de un embarazo no deseado y procurar `salvar a los dos`. Defendiendo la vida, ganamos todos”, afirman.

SANDY Y JACINTO VERA. Más allá del aborto, otras de las cuestiones destacadas que se abordaron en la asamblea de la Conferencia Episcopal fue la situación de Santiago de Cuba tras el paso del huracán Sandy y los avances en la causa de beatificación del monseñor Jacinto Vera, a poco de que se celebre el año de su bicentenario en el 2013.

Sobre el primer tema, los obispos le encomendaron a Cáritas Uruguay viabilizar la ayuda a Santiago de Cuba, que quedó devastada tras el huracán. El pedido de ayuda fue solicitado por el obispo emérito de Melo, monseñor Luis del Castillo, que se encuentra como misionero residente en la ciudad cubana desde hace dos años. Lo que se pretende es colaborar con la refacción de techos y comida para los damnificados.

En tanto, teniendo en cuenta que el 3 de julio del próximo año se cumplirán 200 años del nacimiento de Jacinto Vera, el primer obispo del Uruguay, la Iglesia busca profundizar en los trámites que permitan su beatificación.

Los obispos hicieron un llamado a los fieles para que den testimonios de algún milagro debido a la intervención de Jacinto Vera, lo que tras ser verificado, haría avanzar más rápidamente su beatificación.

Cae siete puntos el apoyo al aborto

El apoyo a la ley que legaliza el aborto cayó siete puntos porcentuales desde septiembre, según una encuesta que divulgó ayer la consultora CIFRA en Canal 12. Tanto en mayo como en septiembre la mayoría absoluta de la población estaba a favor de una ley que despenalizara el aborto. Sin embargo hoy, con la ley aprobada, solo el 45% votaría a favor de mantener la ley, 7 puntos porcentuales menos que los que estaban a favor en septiembre. Los que están en contra, en cambio, aumentaron de 34% en septiembre a 42% hoy, un alza de 8 puntos porcentuales. Por otra parte, dos de cada tres uruguayos (66%) están a favor de que se realice un plebiscito sobre la ley; el 68% de los frentistas, el 69% de los blancos y el 70% de los colorados. El 25% está en contra del plebiscito.