Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Obispo Galimberti: Detrás de la ideología de género hay “abuso de menores a gran escala”

LA RED 21 |
http://www.lr21.com.uy/comunidad/1383112-obispo-galimberti-ley-trans-editorial-abuso-menores

El obispo emérito de la diócesis de Salto utilizó argumentos de una organización estadounidense de extrema derecha y ultra conservadora para argumentar que la Ley Trans es “abuso de menores”.

Uno de los principales temas de discusión en la sociedad uruguaya es la aprobación de la Ley Integral para Personas Trans, que hay provocado el regocijo y la celebración por parte de los sectores progresistas y pro derechos, al mismo tiempo que el enojo y la indignación de los ultra conservadores.

La iglesia, usualmente parte del segundo grupo, tampoco se ha quedado callada ante este logro para la comunidad de personas trans, que han visto violentados sus derechos históricamente en todo el mundo, no siendo nuestro país la excepción. En el portal oficial de la Iglesia Católica del Uruguay se replicó un editorial del obispo Pablo Galimberti, originalmente escrito para el Diario Cambio. Se refirió a la Ley Trans como uno más de los ítemes de la llamada “ideología de género”, un concepto que, según algunos, priva de ciertos derechos a las personas heterosexuales para dárselos a personas cuya orientación u identidad sexual sean distintas a la heteronormativa.

Galimberti, quien se retiró del obispado en la diócesis de San José de Mayo y ahora se mantiene como obispo emérito de salto, hizo referencia a publicaciones de la presidenta del Colegio Americano de Pediatras, una institución que no tienen ninguna relación con la Academia Americana de Pediatría (ambas de EE.UU.). La primera institución ha sido constantemente criticada por hacer afirmaciones a veces alejadas del asidero científico, y algunos hasta aseguran que se trata de una institución de ultra derecha solapada bajo un nombre que les da legitimidad.

De hecho, la Academia Americana de Pediatría está conformada por un grupo importante de médicos que se han separado de los anteriores por discrepancias en las posturas de esa institución que tiene tintas ultras.

Galimberti copia un texto de Cretella que asegura que “adoctrinar a los niños con la mentira de que podrían estar atrapados en un cuerpo equivocado, altera la capacidad de analizar la realidad del niño”.”Y si los niños no pueden confiar en la realidad de sus propios cuerpos, ¿en quién o qué experiencia les daría confianza?”.

“La ideología de género en las escuelas es un abuso psicológico que normalmente desemboca en la castración química, la esterilización y mutilación quirúrgica. Si esto no es abuso de menores, ¿qué es?”, cuestionó el prelado.

Cuestionando las ciencias

Monseñor Galimberti prefiere cuestionar las decisiones de la ciencia, respaldadas claro está por la comunidad científica internacional. “Desde 2013 al trastorno de identidad o insatisfacción con respecto al género lo llamaron con un nombre más atractivo, con carátula más “científica”. Pasó a llamarse “disforia de género” (“disforia” en griego significa angustia). Lo que los muchos médicos trataban como enfermedad mental, ahora lo ven como normal o incluso lo promueven”, dijo en el editorial.

Pero sus afirmaciones no terminaron ahí. “De acuerdo con la mayoría de las organizaciones médicas convencionales, si te quieres cortar un brazo sano o una pierna sana, estás mentalmente enfermo. Pero si quieres cortarte unos pechos sanos o el pene, eres transgénero”, adujo.

“Nadie nace transgénero. Si la identidad sexual estuviese conectada al cerebro, tras nacer, los gemelos tendrían la misma identidad en el 100% de los casos. Y no es así”, continuó.

Michelle Cretella ha sido una figura polémica por años. Ha asegurado en reiteradas ocasiones cosas como que “la enfermedad mental del transgenderismo está siendo comercializada en los adolescentes”, o bien que “la palabra ‘género’ ha sido transformada en un arma por los marxistas sexuales que la utilizan para desarrollar una ingeniería social gradual a lo largo de las últimas décadas que continúa hoy”.

Y eso no es lo más fuerte: dice saber que el “género” en la llamada “ideología de género” es un “invento para justificar el beneficio económico proveniente del engaño transexual” y que “en la medida en que vendan la mentira de que es normal, más niños se aferrarán a la identidad transgénero”.