Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Obispo de Salto crea Nuevo Tribunal Eclesiástico para nulidades matrimoniales

Jura Tribunal E

El Obispo de Salto, Mons. Pablo Galimberti, dispuso la creación del Tribunal Diocesano de Primera Instancia que estudiará las causas de nulidad matrimonial que se presenten en esa Diócesis, tal como lo dispone la reforma del Derecho Canónico  impulsada por el Papa Francisco en esta materia.

El pasado 8 de diciembre de 2015, entró en vigencia el Decreto de Su Santidad el Papa Francisco “Mitis Iudex Dominus Iesus”, que reforma el Código de Derecho Canónico, en lo atinente a los procesos de nulidad matrimonial en la Iglesia.

Dicho documento prevé que las causas de nulidad matrimonial sean estudiadas y juzgadas en cada Diócesis, bajo la responsabilidad del Obispo y/o de las personas a las que encomiende esta tarea, mediante la constitución de un Tribunal diocesano.

Por este motivo y por Decreto de fecha 19 de marzo de 2016, Mons.  Galimberti, dispuso la creación del Tribunal Diocesano de Primera Instancia para la Diócesis de Salto, que estudiará  las causas que se presenten.

Designó como Ministros y Oficiales para este Tribunal, al Pbro. Lic. Gustavo Langone como Vicario Judicial, al P. Carlos H. Bajac Massone SDB como Promotor de Justicia y Defensor del Vínculo, como Jueces al Pbro. Emmanuel Bonetta y a los Dres. Sarah Ardaix Peirano y Julio Oses Ibáñez. Como Canciller y Notario de dicho Tribunal nombró al Dr. Enrique A. Garbarini Lluberas.

El pasado 21 de marzo los Ministros y Oficiales designados para el nuevo Tribunal, realizaron su Profesión de Fe y el Juramento de Fidelidad ante el Obispo.

El nuevo Tribunal diocesano, entrará en funciones el 1º de abril de 2016, de acuerdo a lo dispuesto en el Decreto y tendrá su sede en el Obispado de Salto.

El Tribunal continuará trabajando en las causas de Segunda Instancia, cuando sea necesaria su intervención, tal como lo venía haciendo hasta el presente.