Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Obispo de Canelones contra matrimonio igualitario

MONTEVIDEO PORTAL |

Cintura de obispo

“¿A qué tanto apuro? ¿Se termina el mundo si otorgan un poco de tiempo? ¿Qué provoca tanta prisa?”, se preguntó el Monseñor Alberto Sanguinetti, obispo de Canelones, ante la premura por votar el proyecto de matrimonio igualitario. “Aunque continuamente se habla de diversidad, parecería que se quisiera un pensamiento único”, criticó.

El obispo de Canelones, Monseñor Alberto Sanguinetti, escribió un artículo en su blog y la página web de la Iglesia Católica de Uruguay para referirse al proyecto de matrimonio igualitario, que será sancionado antes de que termine el año por la Cámara de Senadores.

“Choca la prontitud parlamentaria para sacar adelante en pocas semanas la reforma de la constitución en su mandato de los artículos 40 y siguientes, por medio de una transformación del código civil, en la ley del mal llamado matrimonio igualitario”, criticó Sanguinetti.

“¿A qué tanto apuro? ¿Se termina el mundo si otorgan un poco de tiempo? ¿Qué provoca tanta prisa? ¿Por qué no dejar discutir a la sociedad? ¿Por qué no dejar oír los argumentos jurídicos, filosóficos, religiosos en torno al tema? ¿Es inteligente, maduro cambiar la institución base de la sociedad sin una reflexión profunda? Aunque continuamente se habla de diversidad, parecería que se quisiera un pensamiento único”, continuó.

Sanguinetti dedicó luego su columna a recoger algunas de las opiniones sobre el tema vertidas por el Gran Rabino de Francia, Gilles Bernheim. En un artículo llamado “Matrimonio homosexual, homoparentalidad y adopción: lo que a menudo se olvida decir”, Bernheim “muestra cómo se destruye la familia”. “En las teorías de ‘parentalidad’, sin generación de padre y madre, prueba cómo los niños pasan de ser sujetos de derechos a simples objetos a los que otros tienen derecho a tener”, indica.

“Lo que es objetable en la ley propuesta es el perjuicio que causaría al conjunto de nuestra sociedad, en provecho de una ínfima minoría, una vez que se hayan confundido de una forma irreversible tres cosas: las genealogías, sustituyendo la ‘parentalidad’ a la paternidad y la maternidad, el estatuto del niño, que pasa de sujeto a ser objeto al que cada uno tendría derecho, las identidades, en las que la sexualidad como don natural tendría la obligación de borrarse ante la orientación expresada por cada uno”, agrega el artículo.

“Es legítimo preguntarse si el objetivo de los militantes no es finalmente la destrucción pura y simple del matrimonio y de la familia, tal como han sido concebidas tradicionalmente”, se pregunta el Gran Rabino, en palabras de las que se hace eco Sanguinetti.