Iglesia al día

" Con María y San José peregrinamos de nuevo hacia su Santuario "
Peregrinación Nacional a la Virgen de los Treinta y Tres 2021

La Iglesia en los medios Nuevo colegio público-privado apunta a las niñas de Casavalle

EL OBSERVADOR |

Educación. Se presentó ayer, es bilingüe y concurren 35 alumnas de 4 y 5 años

El Cadi atiende a más de 600 familias con programas socio educativos

nuevo-colegio-publicoprivado-apunta-a-las-ninas-de-casavalle_268311

El Cadi atiende a más de 600 familias con programas socio educativos

En Casavalle funciona el Centro de Apoyo al Desarrollo Integral (CADI) que desde 1992 atiende a más de 600 familias de la zona, con varios programas socioeducativos. El centro cuenta con servicios dirigidos a niñas y mujeres para promover su inserción educativa y laboral.

Este año abrió sus puertas el colegio Los Rosales, una escuela primaria bilingüe de participación público privada con grupos de 4 y 5 años. Actualmente concurren 35 niñas y se pretende llegar a las 200 hasta alcanzar todos los niveles de Primaria. Los planes a futuro son incorporar más aulas, bibliotecas, un laboratorio y ampliar sus instalaciones para cubrir más cupos en ese colegio.

El centro se presentó ayer con la presencia del intendente de Montevideo Daniel Martínez, quien expresó la importancia de los proyectos de integración público privado en la zona para mejorar las condiciones socio educativas de los niños y jóvenes que viven allí. No es el primer centro educativo de esas características. En la zona funcionan otros dos liceos privados y gratuitos: el liceo Jubilar y el Impulso.

En esta oportunidad también se presentó un trabajo elaborado por el Observatorio Casavalle, conformado por varios grupos que impulsan acciones en la zona orientadas al mejoramiento de las condiciones en que vive su población. El economista Federico Ferrés se refirió a la importancia de invertir en educación en Casavalle. En esa localidad, dividida en varias zonas, viven 90 mil personas, entre ellos 23.230 niños de entre 0 y 13 años.

Según los indicadores que presenta la ANEP, que fueron la base para elaborar el informe, la mayoría de las escuelas se encuentran en el quintil 1, el más bajo y de contexto crítico. Las mujeres constituyen el segmento más rezagado y 40% de ellas no trabajan ni estudian mientras que ese porcentaje desciende a 22% entre la población masculina. El economista explicó las cifras contextualizando la situación de esas mujeres. “Más de la mitad de quienes viven en Casavalle son madres jóvenes y solas, lo que dificulta la continuación de sus estudios”. El informe identificó que la temprana edad a la que comienzan a tener hijos es uno de los factores que coarta el desempeño educativo de las mujeres. De estas madres, 4.000 no terminaron educación primaria.

“Para apoyar al niño lo mejor es apoyar a la madre, que es lo que se hace en el CADI”, dijo Ferrés, y ese es uno de los objetivos explícitos del centro, pretendiendo avanzar en ese camino con la reciente inauguración del colegio Los Rosales.

El estudio pretendió identificar las variables más problemáticas de Casavalle para generar acciones puntuales en pos de su mejora. Se remarcó que pese al crecimiento económico de Uruguay en la última década, eso no se vio reflejado en el capital humano ni en la educación. “Invertir en educación es importante para lograr justicia social y también para el bienestar económico del país en general”, dijo Ferrés, y citó a varios economistas que en sus teorías manejan el crecimiento de la economía en un país ligado a mayores niveles alcanzados en educación.

En tanto, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, se refirió a los planes de desarrollo a largo plazo en Casavalle. “Estamos trabajando para hacer calles asfaltadas en la cuenca Casavalle porque actualmente se hace imposible acceder en vehículo a algunos grandes asentamientos que se mantienen por acá”, dijo. También está en los planes de la IMM recuperar los cursos de agua, como el trabajo que se hizo en el arroyo Miguelete, y eliminar los basurales.

“En esta zona hay muchas personas fuera del sistema, que tienen empleos informales y lo importante es que vuelvan a tener las perspectivas a futuro que perdieron luego de quedar desempleadas a causa de las crisis económicas en Uruguay. Eso es lo que hay que lograr”, manifestó. l