Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios “No violentar la laicidad”

BÚSQUEDA |
https://www.busqueda.com.uy/nota/no-violentar-la-laicidad

El lunes 20, dos días después de presidir la misa por el Día del Ejército, protegido de una lluvia intensa con un paraguas amarillo, boina y abrigo oscuro, el cardenal Daniel Sturla acompañó la 24ª edición de la Marcha del Silencio, bajo la consigna “¡Que nos digan dónde están! Contra la impunidad de ayer y hoy”. Más temprano, en la tarde, el arzobispo de Montevideo también participó de una celebración ecuménica “en memoria de nuestras hermanas y hermanos detenidos desaparecidos”, organizada por el espacio Cristianos en Red, de la Iglesia católica, junto al director de la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia, Nelson Villarreal.

La misa por el Día del Ejército, entre otros eventos que unen a los militares con la Iglesia, ha generado malestar entre la oficialidad laica y la vinculada a la Masonería, entre otros. Consultado por Búsqueda, Villarreal opinó que los militares deberían concurrir a esa celebración “de particular”, sin uniformes, “para no violentar la laicidad”.

Según el jerarca, el hecho de que los oficiales asistan a la celebración con sus uniformes de gala “genera la confusión de que es la institucionalidad del Estado la que pide la misa”, cuando “no es así”. En esta oportunidad fue a pedido del capellán de la capilla del Hospital Militar, Genaro Lusararian, y de “militares católicos”.

“No es una celebración ‘del Ejército’ y menos un ‘homenaje al Ejército’ por parte de la Iglesia, que es la casa de todos”, sostuvo.

Villarreal dijo a la prensa que las palabras del comandante en jefe, Claudio Feola, durante el acto por el Día del Ejército generan la “expectativa real” de que la institución militar condene “expresamente” el terrorismo de Estado y de que “la verdad salga a luz”. También opinó que las nuevas generaciones de militares deben cuestionar los hechos de la dictadura (1973-1985).