Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Nace un hijo del liceo Jubilar

EL OBSERVADOR |

Casavalle. Ayer se presentó el liceo laico Impulso que funciona desde marzo

El liceo funciona con 100 alumnos de primer año. j. ramos

Los buenos resultados del liceo Jubilar en el barrio Casavalle, dirigido por el Arzobispado de Montevideo, estimularon la creación de otro centro educativo similar en el barrio. Es el caso del liceo Impulso, ubicado en la avenida San Martín y Bellini. El centro educativo comenzó a funcionar en marzo de este año y ayer abrió sus puertas al público.

Una de las principales diferencias con el Jubilar es que el liceo Impulso es laico.

Aunque es de gestión privada, es un centro educativo gratuito.Para inscribirse se exige vivir en Casavalle y estar terminando sexto año escolar.

De las 377 solicitudes recibidas este año, 100 fueron aceptadas y ya son estudiantes de primer año de Impulso. Estos están divididos en cuatro clases de 25 alumnos y son asistidos por 22 profesores más la secretaria y el equipo de servicios y mantenimiento.

“Nosotros no hacemos lo que el estudiante tiene que hacer, él lo hace. Acá les damos las condiciones, el impulso, para que logren su objetivo”, afirmó Fabrizio Patritti, director del liceo.

Los alumnos deben vestir uniforme y concurren al centro de lunes a viernes desde la hora 8.00 hasta la hora 18.00.

Además de las materias curriculares, en Impulso se imparten talleres de ciencias, matemática, humanidades e inglés. Durante la mañana se dictan los cursos y los talleres se desarrollan en la tarde. A esto se le suman las clases de educación física.

Los sábados, los alumnos asisten al liceo de 9.00 a 13.00 horas. Los alimentos de la escuela son preparados por funcionarios de la institución. Los estudiantes tienen 15 minutos para tomar su desayuno, que es servido a la hora 8.00. Alrededor de las 13.00 horas reciben el almuerzo y a las 16.00, la merienda.

El proyecto cuenta con el apoyo de nueve empresas: Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC), Disco, Saman, Itaú, Oca, Unión Capital AFAP, Frigorífico Tacuarembó, Marfrig y Gerdau Laisa. Además, el liceo fue impulsado y apoyado por la Fundación Impulso, motivo por el cual lleva su nombre.

En su página web, FNC se identifica como una de las empresas fundadoras de Impulso y destaca que el objetivo de ello es “desarrollar liceos privados gratuitos aplicando la metodología del liceo Jubilar que ha obtenido resultados muy auspiciosos en seis años de funcionamiento (2006-2011). Con foco en el aprendizaje, rigor y exigencia académica”.

El liceo también se inspiró en el Jubilar en cuanto al relacionamiento frecuente con la familia de los estudiantes, como forma de involucrarla en la educación de sus hijos. Según explicó Patritti, existe un programa de padres a través del cual todos los meses se reúnen los padres y docentes de cada grupo. Alrededor del 96% de los progenitores asisten a los encuentros.

La inauguración del centro educativo ocurrió un mes después del inicio de los cursos porque primero se buscó un acercamiento del equipo educativo con los estudiantes, para luego hacerlo público.

El director del liceo dijo que esa decisión buscó respetar la privacidad de las familias de los estudiantes.

Para 2014 se espera agregar, al primer año que está funcionando, un segundo año y sucesivamente ir creciendo hasta llegar a tercero y cuarto. Sobre una posible expansión del liceo a quinto y sexto año, Patritti destacó que “la idea es no tener muchos límites”. l

Lo dijo

“Este liceo es una propuesta única que busca la excelencia”

Fabrizio Patritti

Director del liceo