Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Mujica: “Dentro de mi corazón aún no puedo creer”

UNOTICIAS |

Pese a que aún sabe si “me estoy arrimando o no a Dios”, el presidente José Mujica dijo que una misa fue “la única forma que encontramos” de expresar solidaridad con Hugo Chávez, al cual visitará para “darle un abrazo”.

A salir de la misa celebrada por la salud del presidente venezolano Hugo Chávez, promovida desde Presidencia, el mandatario uruguayo, reconocido como no creyente, visiblemente emocionado, reflexionó sobre su particular posición hacia la religión.

“Me estoy poniendo viejo, y no sé si me estoy arrimando a Dios o no, no soy creyente. No soy practicante, pero tengo un profundo reconocimiento a las religiones, en particular a la Iglesia Católica, por la historia de América Latina Pensamos en castellano”.

Mujica explicó las razones para dedicarle una misa a su colega venezolano.

“Dentro de mi corazón todavía no puedo creer, no sé. Pero yo sé que Chávez cree a muerte, y no encontraba otra forma que hacer una cosa de estas para practicar un poco de solidaridad en un momento difícil”.

Mujica aseguró que “en cuanto sea posible y los médicos lo permitan”, viajará a la La Habana para saludar a Chávez, hospitalizado tras una operación por un cáncer avanzando. “Quiero darle un abrazo”, afirmó.

La solidaridad con Chávez se fundamenta en que “tenemos memoria”, dijo Mujica al recordar que el venezolano “le tendió una mano a Uruguay en un momento muy difícil” cuando en 2005, a inicios del gobierno de Tabaré Vázquez, quebró él la cooperativa Cofac.

“No me puedo olvidar de eso” dijo el presidente. La misa fue celebrada en la Iglesia de los Padres Conventuales, donde Mujica y otros tupamaros “rehenes” de la dictadura fueron alojados tras ser liberados en 1985.

El “gesto” de Mujica fue agradecido por el embajador de Venezuela Julio Chirino, que estuvo a su lado en la celebración, en la primera fila de la iglesia.

“Agradecemos infinitamente la solidaridad a lo largo y ancho de nuestra patria grande, América Latina, y en esta patria chica de Uruguay”, dijo el embajador.

Chirino concluyó que “este gesto del presidente Mujica, que nos guía en la búsqueda de la justicia social, es conocido por el presidente Chávez, al cual ha reconfortado y ayudado”.

Mujica siguió la celebración en actitud reflexiva y en silencio. Pese a que no rezó, se persignó al inicio y participó en el deseo de paz. Entre fieles habituales y circunstanciales, más de 200 personas colmaron la pequeña iglesia.

Muchos de ellos se acercaron a Mujica a saludarlo durante la celebración.

De todos los ministros, legisladores e integrantes del Frente Amplio presentes en Conventuales, llamó la atención la ausencia notoria de representantes del Astorismo.

Solo lo hizo el senador y ex ministro de Turismo Héctor Lezcano (PDC), que junto al prosecretario de la Presidencia Diego Cánepa (5005) y el canciller Luis Almagro (MPP), fueron los únicos que comulgaron.

Fue notoria la presencia de integrantes del MPP y del Partido Comunista. Por el sector mayoritario del oficialismo estuvieron el secretario de la Presidencia Homero Guerrero, el senador Ernesto Agazzi y la diputada Ivonne Passada.

En filas del PCU se destacaron el senador Eduardo Lorier, el vicepresidente del FA Juan Castillo y el viceministro de Educación Oscar Gómez.

También concurrieron el vicencanciller Roberto Conde y el ministro de Industria Roberto Kreimerman (PS), y su colega de Trabajo Eduardo Brenta (VA).

Además se hizo presente en solidaridad con Chávez el jefe de representantes permanentes ante el Mercosur y ex vicepresidente argentino Carlos “Chacho” Álvarez.