Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Mons. Sanguinetti: “Aún falta mucho para reconocer una plena libertad de enseñanza”

LA REPÚBLICA |

MONSEÑOR SANGUINETTI. ADVIRTIÓ QUE EXISTE UN RÉGIMEN EXCESIVAMENTE “CENTRALIZADO Y ESTATISTA”

soc-11-nota-a-sanguinetti

Obispo de Canelones. Es el Presidente del Departamento de Educación Católica de la Conferencia Episcopal

El Presidente del Departamento de Educación Católica de la Conferencia Episcopal del Uruguay (DEC-CEU), Mons. Alberto Sanguinetti (Obispo de Canelones), reconoció el aporte de la escuela pública estatal en la integración de la sociedad aunque advirtió que “en la organización concreta de la enseñanza en el Uruguay, aún falta mucho para reconocer una plena libertad de enseñanza, liberándonos de un régimen excesivamente centralizado y estatista”.

En el acto del Día Nacional de la Educación Católica en el Bicentenario de las Escuelas de la Patria, celebrado días atrás, en la Biblioteca Nacional, organizado por el DEC y la Asociación Uruguaya de Educación Católica (Audec), el obispo destacó la concordancia generalizada en torno a que “los retos actuales en materia de instrucción, enseñanza y educación son inmensos” y calificó como “un anacronismo y una tontera histórica describir que la Iglesia – con afán de poder – usurpó la enseñanza que le correspondía al Estado”. “La verdad es que no entraba entre los fines del Estado procurar la enseñanza de la universalidad de sus miembros” hace 200 años, aclaró.

Recordó que la enseñanza pública gratuita históricamente nace de la caridad de san José de Calasanz que en 1597, en Roma, “después de una inundación, viendo los niños en la calle, abrió la primera escuela gratuita de Europa, y fue uno de los precursores de la pedagogía moderna.

Luego se sucederían múltiples iniciativas: congregaciones, obras episcopales y parroquiales, laicos, que derramaron el alimento de la educación y la enseñanza”.

“Tan fecunda fue y es este variado y generoso servicio, que renovó las ideas en la sociedad y llevó a que a los Estados modernos asumieran la importancia de la educación universal”, enfatizó el obispo.

El rol de los padres

“Creo que no se debe defender (la enseñanza pública) con rasgos de una ideología monopolizadora, en oposición a una enseñanza de formas diversas”, aseveró, y añadió que “la educación católica no es una concesión, sino que es un modo de llevar a la práctica los derechos de los educandos, de los padres, de la comunidad católica y de la sociedad entera” y que “aún queda pendiente la pregunta acerca de una laicidad en la escuela pública estatal, que esté verdaderamente abierta a la presencia de la instrucción religiosa y no imponga una ignorancia absoluta sobre una cuestión tan presente en la humanidad”.

El Obispo destacó, asimismo, que el derecho a aprender se enmarca en los derechos y obligaciones de los padres pero en su cumplimiento el Estado tiene un rol ineludible.

Sobre este punto, reclamó la necesidad de “avanzar en una verdadera justicia distributiva para favorecer el derecho de los alumnos y padres, sin penar a los que deseen una opción diversa de la escuela de dirección estatal”.

LA FRASE

“En el seno de la Iglesia, de la relación articulada entre fe y razón, de libertad y verdad, de la unión ordenada de bien temporal y vida eterna, nacieron las dos principales instituciones de enseñanza, que hoy celebramos con alegría: la Universidad y la enseñanza pública”.

EN URUGUAY

El problema del cercenamiento de lo religioso

En el marco de la celebración del Día de la Educación Católica en la Diócesis de San José, el cardenal Daniel Sturla reconoció signos de laicidad positiva en Uruguay aunque afirmó que aún “se ignora el aporte católico en la historia y en la sociedad”. Aseveró que “hay un problema profundo en el Uruguay y tiene que ver con el cercenamiento de lo religioso”, que se refleja en los altos índices de suicidios y bajos de natalidad y en la falta de sentido de la vida.

Además de señalar el influjo francés en el concepto de laicidad impuesto en Uruguay subrayó que el calendario uruguayo “es el más extraño del mundo”.

En su exposición el Arzobispo destacó que “nuestra iglesia está ubicada en la sociedad plural”, donde debe dar su aporte sin “pretensiones hegemónicas, superando los complejos de ‘cátedra’ y el achicamiento”.

La Pastoral Educativa de la Diócesis de San José celebró el Día Nacional de la Educación Católica en el espacio cultural de San José con la especial participación del Cardenal Sturla, quien brindó una exposición sobre “La laicidad positiva y negativa. Actitudes de la comunidad cristiana”.

El religioso destacó que “aún, en muchos de los uruguayos, persiste la consideración de que la religión es un asunto privado”.