Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

Noticeu Mons. Milton Tróccoli pasa raya al Congreso Continental de la Misericordia

T4

“La Misericordia, el corazón de toda pastoral”

¿Qué hacer para que las obras de misericordia no terminen con el Año de la Misericordia? Este fue uno de los tantos temas planteados por los 400 participantes en el Congreso Continental de la Misericordia celebrado en Bogotá, del 27 al 30 de agosto, según comentó a su regreso el Obispo Auxiliar de Montevideo, Mons. Milton Tróccoli.

El Obispo asistió al Congreso y Jubileo de la Misericordia organizado por el CELAM y la CAL, junto a 6 participantes más de Uruguay: el Cardenal Daniel Sturla, Mons. Carlos Collazzi, en su doble condición de Presidente de la CEU y Vicepresidente del CELAM, Mons. Heriberto Bodeant ,en su carácter de Presidente del DECOS CELAM, la Presidenta de la Conferencia de Religiosas/os del Uruguay, Hna. Daniela Cannavina, el Rector de la Universidad Catolica del Uruguay, P. Eduardo Casarotti sj y la laica Susana Nuin, directora de la Escuela Social del CEBITEPAL.

Los conmovedores testimonios de los desplazados, el intercambio con los  obispos de la región, el video mensaje del Papa y las ponencias dieron forma a una experiencia “muy enriquecedora”, sostuvo Mons. Tróccoli. En los intercambios, las coyunturas de de Venezuela y Brasil estuvieron presentes así como situaciones de pobreza, desigualdad y violencia en crecimiento en los diferentes países del continente.

Respecto al mensaje del Papa, el Obispo Auxiliar de Montevideo resaltó “el énfasis que hizo en el trato, en el tratarnos con misericordia”. Asimismo, destacó el planteo del Santo Padre respecto a la pastoral. “Por un lado una pastoral motivada por el miedo, paralizada, encerrada, que busca más defenderse. En cambio, una pastoral de la uruguayosesperanza que se abre al otro, que va en salida, que sale al encuentro sin miedo¨.


La Misericordia en obras

Durante los cuatro días del Jubileo fueron varias las actividades desarrolladas por los asistentes, entre ellas la visita a las diferentes obras de misericordia que hay en la capital colombiana. Monseñor Tróccoli comentó que le “tocó visitar lo que en Colombia llaman un hogar para desplazados, con capacidad para 60 personas, que es el más antiguo de Bogotá y lo creó la Iglesia. Para aquellos que están desplazados de sus casas, por la guerrilla o por grupos paramilitares, que migran a la capital y que muchas veces duermen en las terminales, no tienen nada que comer, ni ropa para cambiarse”. En el lugar “dieron testimonio tres familias: un matrimonio venezolano que había dejado a sus hijos allí en el hogar para buscar trabajo, y dos familias colombianas que habían sido desplazadas por la guerrilla… fue conmovedor ver hombres y mujeres llorando cuando contaban su historia, su vida, realmente muy fuerte.”

El Obispo destacó el encuentro con sus pares de la región “eso siempre es enriquecedor”. Entre los temas tratados “estaban muy presentes las situaciones, diferentes entre sí, de Venezuela y Brasil. Y todas las preocupaciones que tenemos a nivel continental: la pobreza, la desigualdad y el tema de la violencia que hemos visto crecer de distintas maneras. Eran problemáticas que afloraban en el diálogo y eran bastante comunes a todos los países”. Afirmó que si bien hay un tema de escala de cada país igualmente son comunes a todos. La pregunta que sobrevoló las reuniones era “cómo generar y ayudar en los procesos de unidad, de distribución de la riqueza, de justicia social”.

La Misericordia en América

Mons, Tróccoli pudo evidenciar que “para la Iglesia de Colombia fue un encuentro interesante que les dio la oportunidad de mostrar lo que ellos hacen, sus iniciativas pastorales concretas en torno a la Misericordia”. Además, en la inauguración estuvo el Presidente Juan Manuel Santos, lo que muestra la relevancia del Jubileo a nivel nacional.

El Pastor señaló que Uruguay “presentó sobre todo lo que se está haciendo a nivel de educación. El Liceo Jubilar, el Liceo Providencia, el Liceo Francisco (en Paysandú), como obras funcionando al servicio de los más necesitados. Sin duda que hay muchas más obras, pero había que elegir.” Y apuntó que en los encuentros se reflexionó “qué hacer para que las obras de misericordia no terminen con el Año de la Misericordia, de eso de habló mucho. Además de las obras de misericordia a nivel personal que existan obras a nivel institucional, que perduren en la Iglesia como signo de la misericordia y el servicio. Cómo comprometerse a nivel de diócesis, de congregaciones”.

Mensaje del Papa

Otro de los puntos relevantes para Mons. Tróccoli fue el video-mensaje del Papa Francisco: “con su estilo cautivó a todos inmediatamente. El énfasis que hizo en el trato, el tratarnos con misericordia. Y especialmente el tema de la pastoral, por un lado una pastoral motivada por el miedo paralizada, encerrada, que busca más defenderse. En cambio una pastoral de la esperanza que se abre al otro, que va en salida, que sale al encuentro sin miedo. Aquello del Papa Francisco que prefiere una Iglesia accidentada a una Iglesia enferma”. Y el otro tema importante, sostuvo, fue el de la evangelización. Citó la ponencia Monseñor Rino Fisichella , Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, “en la que destacaba dos lugares de encuentro con Jesús y su misericordia: la liturgia y las obras de misericordia concretas. En definitiva como la misericordia tiene que ser el corazón de toda la pastoral”, concluyó.

En base a la crónica de Camilo Genta, publicada por http://www.arquidiocesis.net/la-misericordia-es-el-corazon-de-toda-pastoral/