Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Mons. Fuentes: “Eviten el acoso a los varones”

LA REPÚBLICA |

Jaime Fuentes, integrante del Opus Dei y obispo de Minas, responsabilizó a las mujeres “del nivel espiritual y moral en la convivencia“, afirmando que ellas pueden “ayudar al varón” a elevarlo.

El prelado cree que es importante que las mujeres “eviten el acoso a los varones”. Por eso le pide a las abuelas que, además de instarlas a rezar, enseñen a sus nietas adolescentes que “el misterio de la maternidad reclama cultivar la virtud del pudor, es decir la protección de la propia intimidad expresada en el modo de vestir, de hablar, de bailar, de comportarse”.

En una carta pastoral que tituló “Un trabajo de parto. Cómo hacer la nueva evangelización”, Fuentes critica al gobierno uruguayo, sobre todo porque a su juicio desde las altas esferas oficiales se difunde “una ideología de género” que está “ajena por completo a la trascendencia y que privilegia el placer sexual por todos los medios”.

Las respuestas discrepantes no se hicieron esperar. Reproducimos una de ellas, que lleva la firma de Leonor Soria, coordinadora de la Unidad Temática de los Derechos de las Ciudadanas del Frente Amplio.

Leonor Soria: “Empiece usted por respetar a las mujeres”

“Una vez más y siguen… Esta lucha ideológica, cultural en fin, algún día culminará????

Al obispo de Minas no le faltó nada, ningún concepto para fortalecer patrones culturales, religiosos, morales y adjudicarnos nuevamente a las mujeres la larga y vieja tradición de la custodia de la moral y las buenas costumbres. Parece que no hay nadie más sobre la faz del planeta que pueda custodiar tan importantes conceptos…

Yo igualmente le agradezco el honor y le pido que por favor se dedique a lo que tiene que dedicarse, que es que en su institución los patrones culturales y morales estén en alto para poder así opinar y que sea realmente un ejemplo, ¿no?

Otra vez nosotras somos las portadoras de todos los males y de nosotras depende que las buenas costumbres estén en alto!!! Somos responsables de nosotras, de nuestros valores, de los valores de toda la sociedad, de si hay más hijos en el mundo o hay menos… Ay, ya me perdí de tantas responsabilidades que tengo en este mundo!!!!

Somos mujeres con personalidad, señor obispo! Quizás si se pudiera trabajar más abiertamente en el sistema educativo con la educación sexual, quizás si usted pudiera colaborar para que nuestra sociedad se acercara más a los verdaderos valores, estaría yo muy agradecida.

La historia una y otra vez nos enfrenta a condiciones realmente extraordinarias. Yo solo soy responsable de respetar y considerar mi lugar en esta sociedad, trabajar para que sea más justa y solidaria para ejercer mis derechos en libertad, para que nadie venga a decirme cómo vestirme, cómo andar, qué hacer o qué no hacer, para trabajar por la igualdad entre mujeres y varones.

Así me educaron, así crecí. Así puedo hoy decirle a usted que no, no necesitamos de restricciones sino de escuchar voces -como la suya, importantes- cuestionar duramente la violencia que sufrimos las mujeres en nuestras vidas ejercida por los varones que usted pretende que no acosemos más!!! Voces como la suya reclamando para que por igual trabajo se pague a las mujeres igual salario, estimulando a los varones a respetarnos y a considerarnos cuando decimos ‘no’, voces como la suya que cuestionen la pobreza en el mundo y además hagan algo, claro…

Yo quiero una sociedad libre, donde el ejercicio de mis derechos efectivamente respete el ejercicio de los derechos las demás personas.

Empiece usted por respetar a las mujeres y, seguramente, el mundo será un lugar mejor”.