Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

Noticeu Mons. Bodeant evocó al P. Francisco Furtado sdb

Pancho

El 10 de mayo falleció, a los 88 años, en Mercedes, el P. Francisco Furtado sdb, fundador de la Obra Social “Picapiedras” de la Diócesis de Melo. El Obispo, Mons. Heriberto Bodeant, lo evocó en su blog “Dar y comunicar”

 

Padre Francisco Furtado SDB –

In Memoriam

Falleció anoche (10 de mayo) en Mercedes el P. Francisco “Pancho” Furtado Figueras, Salesiano de Don Bosco.

Había nacido en Durazno el 2 de febrero de 1928. A sus 88 años se mantenía aún en actividad en el Colegio Salesiano San Miguel, en la capital de Soriano. Un problema respiratorio que le exigía el uso continuo de un oxigenador lo limitaba mucho, pero mantenía toda su lucidez. Continuaba su apostolado sobre todo a través de internet, desde las redes sociales y desde su sitio web Padre Pancho.

En Melo dejó una profunda huella en quienes lo conocieron y fueron sus alumnos en el Liceo Salesiano. Cuando en 1994 Mons. Cáceres creó la parroquia “Santo Domingo Savio y San Carlos Borromeo”, para mejor atención pastoral de la zona Este de Melo, el P. Francisco fue designado administrador parroquial, con las funciones de párroco.

Como vicarios parroquiales tuvo a los padres Carlos Sanabria y Andrés Algorta. El Padre Pancho ha dejado como su legado la Obra Social Salesiana Picapiedras, en el Barrio Feder, que él comenzó a soñar y cuya fundación impulsó hace casi veinte años.

Fue él quien eligió el nombre de “Picapiedras”, porque, con su característico buen humor, decía que comenzaba desde lo más rudimentario, como andando en “troncomóvil”. La Obra, iniciada con el Club de Niños, se fue expandiendo con el CAIF que, con justicia, fue llamado “Padre Pancho” y el Centro Juvenil.

(Nota de Noticeu: El miércoles 11 de mayo, el Obispo de Melo, Mons. Heriberto BodeantSu velatorio y sepelio tendrán lugar en Mercedes. Hoy, a las 18:30 en Santo Domingo Savio, Mons. Heriberto y el P. Santo concelebrarán la Eucaristía por su eterno descanso y miembros de la Obra lo recordarán con su testimonio.