Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Miles de cristianos celebraron Corpus Christi

LA REPÚBLICA |
http://republica.com.uy/miles-de-cristianos-celebraron-corpus-christi/

Este domingo 3 de junio, miles de cristianos participaron en todo el país de la Fiesta de Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, y en ese contexto, fieles de la Arquidiócesis de Montevideo marcharon –en la tarde de la pasada jornada- en procesión por la Av. 18 de Julio.

Dicha actividad se inició en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen (Cordón) ubicada en la calle 18 de Julio y Vázquez, y se dirigió hasta la Catedral Metropolitana, donde culminó con la Bendición Eucarística en el atrio de la Catedral.

Recordemos que esta fiesta está destinada a celebrar el don que Cristo dejó a su Iglesia, la Eucaristía. Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los católicos en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento.

La novedad de este año fue que la Eucaristía u hostia estuvo en una custodia que se hizo en el año 1925, para el centenario de la Declaración de la Independencia de Uruguay.

Es una pieza de casi un metro de alto y cerca de 15 kilos de peso, hecha con joyas y alhajas donados por alumnos y familiares del Colegio Adoratrices hace casi 100 años.

Esta custodia fue llevada en andas en una estructura elaborada especialmente para la ocasión. Junto a ella fueron los diáconos y sacerdotes de Montevideo, junto a los obispos auxiliares Mons. Milton Tróccoli y el recién designado Luis Eduardo González, y el arzobispo, cardenal Daniel Sturla.

Ir al encuentro

Al finalizar en la Catedral, donde se hizo una bendición, el cardenal Sturla dijo que “he visto el rostro de Jesús en varias personas: en los sacerdotes, en las religiosas, en los jóvenes que salen a las calles a ayudar a los más necesitados, en los niños…”.

El sacerdote agregó que “como Iglesia en salida, queremos ir al encuentro de tantos hermanos que se han alejado de la fe”.

Concluyó Sturla enfatizando que “no queremos ser cristianos tranquilos, tibios. No podemos quedarnos encerrados. Tenemos que salir de nuestro lugar de acomodo”.