Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Mensaje de los obispos a los Trabajadores del Uruguay

logo

En su mensaje para el 1 de mayo, Día de los Trabajadores, los Obispos de Uruguay instan a dejar de lado intereses particulares o de grupo para alcanzar beneficios para todos y nuevas metas que “nos permitan vivir en una sociedad más justa, fraterna y solidaria”.

En la Fiesta del Patrono de los Trabajadores, San José Obrero, los Obispos recuerdan que “mantener y agradecer lo que tenemos es tarea de todos, así como lo es apoyar las causas justas”.

“Hoy se disfruta de conquistas que nos parecen naturales, pero que costaron sudor y lágrimas, y también se continúa luchando por aquello que nos preocupa, como el empleo, desempleo o subempleo”, destacan los Pastores.

Al culminar su mensaje, los obispos piden la intercesión de San José Obrero para que “un trabajo que dignifique a cada persona sea una realidad para todos”.

 

DÍA DE LOS TRABAJADORES

1º DE MAYO 2016

A los trabajadores, hombres y mujeres de nuestro país:

Desde que se estableció el día internacional de los trabajadores, en esta jornada de celebración se hace memoria de luchas reivindicativas, se mira críticamente el presente y se espera el futuro con esperanza.

El camino recorrido nos habla de sacrificio, de éxitos y sueños por alcanzar, tarea de muchos que supieron dejar sus intereses particulares, logrando así beneficios para todos.

Hoy se disfruta de conquistas que nos parecen naturales, pero que costaron sudor y lágrimas, y también se continúa luchando por aquello que nos preocupa, como el empleo, desempleo o subempleo.
Mantener y agradecer lo que tenemos es tarea de todos, así como lo es apoyar las causas justas.

Generosidad, prudencia, olvido de sí, de intereses particulares y de grupo tendrán que acompañarnos siempre, para que no se malogre lo que esperamos y se puedan alcanzar nuevas metas que nos permitan vivir en una sociedad más justa, fraterna y solidaria.

En este día de San José Obrero, patrono de los trabajadores, pedimos su intercesión, para que un trabajo que dignifique a cada persona sea una realidad para todos.

Los Obispos de la Conferencia Episcopal del Uruguay