Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Mega operativo para cuidar al Papa

EL OBSERVADOR |

Unos 5.000 efectivos policiales y militares velarán por la seguridad de Francisco; mirá las fotos de cómo se prepara la fiesta.

Casi la mitad de los 5.000 efectivos de las diferentes Policías y fuerzas militares brasileñas que velarán por la seguridad del papa Francisco y de los fieles el próximo 24 de julio en el Santuario Nacional de Nuestra Señora de Aparecida ya se encuentran en la ciudad, informó hoy la prensa digital.

Según la edición en internet del diario O Estado de Sao Paulo unos 2.200 soldados del Ejército llegaron entre el viernes y hoy a Aparecida do Norte, ciudad a 167 kilómetros de Sao Paulo y donde se encuentra el mayor y más visitado santuario mariano en Suramérica.

El contingente se completará para la noche del 23 de julio, un día antes de la misa, cuando se tiene previsto un acto cultural y religioso previo a la visita papal en Aparecida.

La Asesoría de Prensa del santuario no confirmó el número de efectivos, que según la información involucra personal del Ejército, Marina, Fuerza Aérea; Policías Civil, Militarizada, Federal y de Carreteras, Cuerpo de Bomberos, Guardia Patrimonial de la ciudad y de la Guardia Suiza, que vela por la seguridad personal del Papa.

Devoto de la virgen María, el papa hará un intervalo de su participación en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se realizará la próxima semana en Río de Janeiro, para visitar y ofrecer una misa el miércoles en Aparecida, para un público limitado de 15.000 fieles.

El plan inicial de seguridad durante la visita que el pontífice realizará a las ciudades brasileñas de Río de Janeiro y Aparecida entre el 22 y el 28 de julio preveía la movilización de 12.000 militares y policías, número ahora elevado a cerca de 14.000, entre los cuales 10.200 son miembros de las Fuerzas Armadas.