Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Médicos hacen primeras objeciones de conciencia

EL PAÍS |

Aborto. Llevan registradas 14 en hospitales y mutualistas

Por lo menos 14 ginecólogos de instituciones públicas y privadas de Montevideo presentaron objeción de conciencia para no realizar abortos. En el Hospital Policial quienes objetaron son el jefe y el subjefe del servicio.

Según un relevamiento realizado por El País, hasta ayer entre mutualistas y hospitales sumaban unas 14 objeciones de conciencia de los ginecólogos para no hacer abortos.

Directores de varias instituciones comentaron que aún esperan más porque saben de médicos que están evaluando el tema. De hecho en la Asociación Española no habían existido planteos de este tipo hasta el miércoles, cuando se realizó un ateneo médico para explicar los alcances del nuevo servicio. Tras el ateneo llegaron ocho objeciones a la dirección técnica del centro de salud.

La reglamentación de la ley que despenaliza la interrupción del embarazo contempla esta posibilidad y además habilita al Ministerio de Salud Pública (MSP) a llevar un registro confidencial de los objetores.

En la mutualista Casmu se habían presentado cuatro objeciones. Desde que la reglamentación de la ley entró en vigencia, a principio de la semana, hubo tres consultas por aborto en el servicio de Salud Sexual y Reproductiva, señalaron fuentes de la institución.

En tanto, en el Hospital Policial también hubo planteos de objeción de conciencia, con la particularidad en este caso que los dos objetores son el jefe y el subjefe del servicio de ginecología.

La mutualista Médica Uruguaya, que es la que cuenta con más afiliados en todo el sistema mutual, dijo que no brindará información sobre el tema.

En el Sanatorio Americano y el Hospital de Clínicas aún no habían recibido ninguna objeción. En el Clínicas se realizó el miércoles pasado la primera reunión para informar a los médicos sobre cómo proceder ante las consultas, según informó el director del centro, Víctor Tonto.

En tanto, en el Hospital Pereira Rossell se excusaron por el momento de brindar información. Ese hospital concentra la mayoría de las consultas por embarazos del sistema público. Tanto en el Maciel como en el Pasteur no hay servicio de ginecología y las usuarias que consultan allí son derivadas al Hospital Pereira.

TRÁMITE. La objeción de conciencia se realiza mediante un formulario que debe ser presentado directamente a la dirección de cada institución.

Los profesionales pueden revocarla en caso de cambiar de parecer, según explicó a El País Adriana Zuviría de la comisión directiva de la Sociedad Ginecotocológica del Uruguay.

La semana pasada estuvo en el país la experta española en bioética, María Casado, que disertó ante ginecólogos sobre la objeción de conciencia. Les advirtió que no debe ser un obs-táculo para prestar servicio.

Casado destacó que la objeción en el ámbito sanitario opera en una forma diferente a la de cualquier otra rama profesional y en ese sentido puntualizó que lo “fundamental” es que nunca esté en riesgo la prestación del servicio.

“Se debe organizar el servicio de forma que se cumpla, no tirar la pelota para arriba y que el problema lo tenga el gerente del centro de salud. Hay montones de hospitales en Barcelona que tienen médicos objetores, pero el servicio se presta. Lo que a la ciudadana le interesa es que le presten el servicio, en tiempo, sin dilaciones, sin dramas, que es a lo que tiene derecho. No hay que poner obstáculos”, afirmó.

El Ministerio de Salud Pública aguarda que todas las instituciones recaben las objeciones de conciencia para centralizarlas y llevar un registro oficial, pero confidencial.

Iglesia pide se respete ideario

La Arquidiócesis de Montevideo reaccionó ayer ante el planteo del Ministerio de Salud Pública que obliga a las mutualistas que presenten objeción de ideario para no hacer abortos (Círculo Católico y Hospital Evangélico) a garantizar de todos modos la prestación del servicio.

“Nos resulta emblemática en este sentido la resolución 1763 del Parlamento Europeo del 7 de octubre de 2010: Ninguna persona, hospital o institución será coaccionada, considerada civilmente responsable o discriminada debido a su rechazo a realizar, autorizar, participar o asistir a la práctica de un aborto, eutanasia, o cualquier otro acto que cause la muerte de un ser humano o un embrión por cualquier razón”, cita la Arquidiócesis en un comunicado.

“Apoyamos decididamente la posición expresada en la prensa por autoridades del Círculo Católico y otras instituciones para que se respete su identidad. Esto no sucede cuando se obliga a las instituciones a ser responsables directa o indirectamente de la realización de abortos”, agrega el texto.

Las autoridades del Círculo Católico, que se niegan a tercerizar el servicio, están evaluando distintas alternativas para cumplir con la ley.