Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios “Me dio fuerzas para poner lo mejor de mí”: la emotiva historia de un jugador de los Teros

Columna en MONTEVIDEO PORTAL | Por Juan Andrés “el Gordo” Verde

http://www.montevideo.com.uy/Columnistas/-Me-dio-fuerzas-para-poner-lo-mejor-de-mi–la-emotiva-historia-de-un-jugador-de-los-Teros-uc674216

Los Teros lograron una histórica clasificación al Mundial. El “Gordo” Verde nos trae el ejemplo del Colo Leiva, que ante la adversidad puso lo mejor de él.

“Saber que capaz esto podía ser lo último que mi padre viera, me dio fuerzas de todos lados pa’ poner lo mejor de mí”.

Es cierto que la historia se construye “en equipo”. Así es la vida. Nunca estamos solos. Pero… ¡qué salado cuando desde el equipo, podés “entrar” en la historia de cada uno!

Las palabras citadas, fueron de mi querido “Colo”, (L.L.L.) uno de los Teros que este fin de semana, volvió a hacer historia para nuestro País. Sin dudas, todos entraron a la cancha viendo la celeste flamear y con la pilcha bien puesta. Pero cada jugador, en lo personal, también tenía sus razones por quien luchar. La del Colo, es por demás muy salada: Él sabe que su padre, de a poco se está despidiendo. Cuando Dios quiera, le tocará partir rumbo al Cielo. Lo cierto es que el Colo, entró a la cancha de wing, con la celeste y con un nombre en cada muñeca: en la derecha el de su padre y en la izquierda el de su madre (representando a toda su familia).

“Saber que capaz esto podía ser lo último que mi padre viera, me dio fuerzas… Pensaba en Él y se te iba el cansancio… ¡te salen energías no sé de dónde! Yo sabía bien que papá desde su cama, me estaba siguiendo por TV, haciendo un gran esfuerzo…”.

Inmediatamente después del partido, el Colo recibió un llamado: era su padre que le decía lo orgulloso que se sentía de él y del resto del equipo. Remató el Colo diciéndome: “¡Pa’mí, que él haya podido ver este partido, fue uno de los regalos más grandes!”

Así también lo creo yo.

Hoy, una vez más quiero decir: ¡Gracias Teros! Porque cada uno de ustedes, con “sus historias” de esfuerzos silenciosos, de entregas incansables, de sacrificadas renuncias: ¡volvieron a demostrarnos que se puede! ¡Que los desafíos están pa’ enfrentarlos!

¡Ustedes son unos verdaderos profesionales! Porque juegan, se entrenan, dejan “la vida” por ¡LA FAMILIA! ¡Sus ideales! ¡Su país! ¡Eso sí que no tiene precio!

Colo: hoy quiero decirte que no solamente tu viejo está orgulloso de vos y tus compañeros… ¡Te puedo asegurar que somos más de 3 millones los que estamos orgullosos de ustedes! “El trabajo paga”, dijo él “Garrafa” Gaminara (Capitán). Por eso hoy se llevaron su merecido. ¡Sigan así! Son Teros. Más que nunca: ¡Hasta el Cielo no paramos!