Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Matan a 19, incendian dos cines y atacan a una iglesia en Pakistán

EL PAÍS |

Arde Medio Oriente. Protestas masivas por burlas al profeta Mahoma

PARÍS | THE NEW YORK TIMES, AP, AFP Y ANSA

Muchedumbres furiosas por un video anti-islámico y caricaturas de Mahoma convulsionaron ayer a las principales ciudades de Pakistán, dejando a 19 personas muertas y 160 heridos, en otro día de protestas que fueron condenadas por el gobierno.

Fue el peor día de violencia en el país musulmán por el film “La inocencia de los musulmanes”, desde que empezaron las protestas hace ya dos semanas en Egipto, que más tarde se extendieron a dos decenas de países. Los manifestantes han ignorado las críticas que el propio gobierno norteamericano hizo contra el film.

La violencia de ayer en Pakistán comenzó con un empleado de una estación de televisión muriendo por heridas de arma de fuego, durante una protesta en la ciudad noroccidental de Pashwar, luego se amplificó a través de manifestaciones en el sur de la ciudad portuaria de Korachi, que dejó entre 12 y 14 personas muertas, según los medios de comunicación paquistaníes.

Al caer la noche, Geo, el canal de televisión líder, informaba de 19 muertes en todo el país. Tanto en Pashwar como en Karachi los violentos incendiaron varias salas de cine.

Las redes locales de televisión informaron que turbas saquearon y quemaron una iglesia anglicana en Mardan, a noroeste de Pakistán. No hubo informes de muertes ni lesiones a los cristianos.

En Islamabad, la policía disparó al aire y lanzó gases lacrimógenos para dispersar a un cortejo que quería ingresar en la llamada “zona roja” donde surgen las embajadas.

REGIONAL. Protestas menos violentas se produjeron en otros países musulmanes, también por la publicación de caricaturas del Profeta en el semanario satírico francés Charlie Hebdo.

En Bangladesh, por ejemplo, unos 10.000 activistas islamistas salieron a las calles de la capital, Dhaka, ondeando banderas. Quemaron un ataúd con una bandera norteamericana sobre él. Lo hicieron al grito de: “Muerte a Estados Unidos y muerte a Francia”.

En Túnez, el gobierno declaró ilegales todas las manifestaciones. Sin embargo, hubo incidentes aislados. La policía dispersó con gases lacrimógenos una manifestación en el centro de la capital que lanzaba piedras contra las fuerzas del orden.

En Londres, en tanto, decenas de musulmanes realizaron una marcha frente a la embajada francesa.

Varios miles desfilaron en la ciudad chiíta iraquí de Basora (sur), con retratos del ayatolá Jomeini, fundador de la República Islámica de Irán, al grito de “¡No a Estados Unidos! ¡No a Israel! ¡Sí al mensajero! Por ti nos sacrificamos, mensajero de Dios”, en referencia al profeta Mahoma.

En Kabul, la capital de Afganistán, hubo manifestaciones sin incidentes que congregaron de 200 a 300 personas.

En tanto, miles de libios se manifestaron en Bengasi (este) contra las milicias armadas, diez días después del ataque contra el consulado estadounidense, y eclipsaron una concentración de salafistas que protestaron por la película antiislámica y las caricaturas de Mahoma.

Desde el inicio de la agitación que desde hace diez días recorre el mundo musulmán, desde el norte de África hasta Indonesia, más de 45 personas perdieron la vida, doce de ellas el martes en un atentado en Afganistán.

AMENAZA. Las sedes diplomáticas norteamericanas en India, Indonesia y otros países de la región cerraron por el día.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, advirtió ayer que todos los gobiernos tienen el “deber” de proteger sus representaciones diplomáticas en todo el mundo.

Francia cerró embajadas y otras instituciones (como colegios) en 20 países, mientras que en París, algunos líderes musulmanes instaron a sus seguidores a prestar atención a la prohibición gubernamental de manifestarse durante el fin de semana. En la capital francesa, por otro lado, un grupo de imanes llamó a la paz.

“No al velo ni al kipá”

La jefa del partido de ultraderecha francés Frente Nacional, Marine Le Pen, propuso prohibir el velo musulmán y la kipá judía en todos los espacios públicos, incluso en la calle, en una entrevista publicada el viernes por el diario Le Monde, en plena polémica suscitada por la divulgación de un vídeo islámofobo y caricaturas de Mahoma.

Marine Le Pen piensa que esos símbolos religiosos deben prohibirse en las “tiendas, los transportes, la calle” y considera que es “evidente que si se suprime el velo se suprima la kipá en el espacio público”.

Al ser preguntada sobre el carácter “liberticida” de un proyecto así, la presidenta del partido de la extrema derecha y abogaba, responde que “depende de lo que se considere como una libertad. Está prohibido pasearse desnudo en la calle… ¿Acaso eso es liberticida?”. AFP