Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu “La Parroquia es un lugar insustituible”: entrevista al Cardenal Daniel Sturla

sturla

 
“Cuando hay dos millones de jóvenes rezando en silencio, no queda más que impactarse”

El jueves 4 de agosto, luego de celebrada la fiesta de San Juan María Vianney, el Cardenal Daniel Sturla recibió al Portal de la Arquidiócesis de Montevideo para dialogar en su despacho  sobre los frutos que dejó la Jornada Mundial de la Juventud. Además el momento fue propicio para hablar de la Iglesia de Montevideo de cara al futuro: las esperanzas, las inquietudes y los proyectos que ya están en marcha.

Salir con entusiasmo

Consultado sobre su experiencia en Polonia, el cardenal Daniel Sturla se sintió feliz por “la muy buena cantidad de jóvenes, su alegría y su entusiasmo. Algo que es típico pero ahí se dio muy fuerte y que contrasta con ese mundo de preocupación por su futuro“. Le sorprendió especialmente que “Allí había muchos jóvenes cantando, rezando… haciendo silencio.  Cuando uno ve que hay dos millones de jóvenes en absoluto silencio, rezando, no tiene más que impactarse.”.

El Arzobispo de Montevideo catalogó los mensajes del Papa Francisco de “estupendos, removedores”. Reiteró su alegría por “la oportunidad que tuve de ser obispo catequista, haber tenido la oportunidad de contactarme con jóvenes de todos los países de habla hispana en tres parroquias distintas”. Destacó como un momento fuerte “la Misa con los jóvenes uruguayos”, a la describió como impactante. Y cómo mensaje de esta Jornada resume el llamado “a ser evangelizadores aquí en nuestra realidad. No solo dentro de la parroquia, dentro del movimiento, dentro del grupo, sino salir con ese gran impulso que el Papa nos transmite”.

Ella lo hizo todo

Antes de la JMJ en Cracovia, el Cardenal Daniel Sturla fue invitado México para predicar un retiro de jóvenes. Es así que confiesa que “tenía muchos deseos de ir al Santuario de la Virgen de Guadalupe, y estuve toda una mañana allí”. Experiencia que repitió antes de irse; “pasé a despedirme de la Virgen: una experiencia de oración muy intensa. También ver la devoción popular, de una fe muy sencilla que tiene la gente; y la fuerza que tiene María para transmitir el Evangelio a los corazones de todos”.

Pero las visitas a la Virgen se repitieron en Polonia, donde tuvo dos visitas a María. La primera más personal “fue en una parroquia salesiana donde hay una imagen de María Auxiliadora. Y yo había escuchado que el Papa Juan Pablo II, siendo joven, le había pedido a la Virgen el don de la vocación sacerdotal”. Allí aprovechó ese momento intenso de oración para “pedir por las vocaciones”.

El lunes posterior a la JMJ, estuvo con dos sacerdotes polacos, uno que estuvo 16 años en Uruguay, el Padre Esteban Kukula, y otro que está en la Parroquia Stella Maris actualmente, el padre Lukaz, visitando el Santuario de Jasna Gora (la Virgen del Monte Claro en polaco), la Virgen de Czestochowa. El Arzobispo describió el lugar donde “hay una devoción popular muy fuerte, porque está muy unido a la historia de Polonia, a la cultura polaca, a la libertad y la defensa de la dignidad”.

Recordó que “Es una nación que tuvo que luchar muchísimo contra distintos regímenes totalitarios y contra invasiones extranjeras. Hasta la desaparición del Estado polaco durante más de un siglo. Sin embargo, allí encontraban junto a la imagen de la Virgen un lugar de identidad del pueblo”. No olvidó que la virgen de Czestochowa es importante en la vida de Juan Pablo II, a quien describió como un verdadero héroe nacional polaco. Sintetizó este viaje a México y Polonia con cuatro palabras: “Jesús, María, los jóvenes y el Papa”.

La Parroquia no se toca

“El Papa dijo algo que espero todos tengamos claro: la parroquia es un elemento insustituible.” Así se refirió el Cardenal Daniel Sturla a las palabras del Papa Francisco sobre el lugar de la parroquia en la Iglesia. “De hecho, el Santo Padre hizo una comparación con el hecho de la existencia del Episcopado”, aseveró.

Sostuvo que “El Papa dice que movimientos, grupos, están muy bien pero siempre en conexión con la parroquia”. Desde su visión “hay una revalorización de la parroquia, que no ha caducado (obviamente habrá que buscar nuevas formas de vivirla) y que hay que mantener como elemento esencial de la pastoral y de la vida de la Iglesia”.

Traducido en nuestra realidad, el Arzobispo de Montevideo ve “las ochenta y tres parroquias de Montevideo, gracias a Dios con su asistencia sacerdotal. La gran mayoría con párrocos, otras con administradores parroquiales, con una presencia muy sacrificada de muchísimos curas, que en el Uruguay sabemos que no es fácil”. Agregó que el sacerdocio en Uruguay “no es algo que reditúe económicamente, ni en prestigio, sabemos de nuestra realidad tan secularizada”.

El Cardenal Daniel Sturla marcó como un gran problema “la escasa participación, sobre todo de niños y jóvenes, en algunos barrios”, y enfatizó “Hay que ver cómo llegar a todos, cómo  revitalizar las parroquias. Hay experiencias y algunos libros que nos hablan de no ser parroquias de mantenimiento, sino comunidades vivas”.

En este sentido mencionó las “recomendaciones pastorales que se han transformado en programas pastorales que la Arquidiócesis ha asumido en este año quieren ayudar a las parroquias a revitalizarse”. Primer anuncio,  ministerio de música y el Proyecto Puertas abiertas van en la senda de lo pedido por el Papa Francisco, concluyó.

Entrevista realizada por Camilo Genta del Decos Mdeo