Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios La inspiración de Celestino V

EL OBSERVADOR |

Fue un papa que renunció en el siglo XIII y Benedicto XVI elogió su decisión

El papa estuvo dos veces ante los restos mortales de su antecesor del siglo XIII en L’ Aquila. AP – L’Osservatore Romano

El papa Benedicto XVI miró a la multitud congregada en la plaza de un pequeño poblado italiano en julio de 2010. Debajo de él yacían los huesos de Celestino V, el penúltimo pontífice que renunció al trono de San Pedro para retirarse a las montañas y alejarse del atribulado mundo medieval.

Fue pocas semanas después de esa visita a Sulmona cuando Benedicto XVI, entonces de 83 años, le dijo a su entrevistador Peter Seewald que podría seguir el mismo camino que Celestino V de renunciar por voluntad propia si ya no pudiera cumplir “física, psicológica, y espiritualmente” con las exigencias de liderar a los 1.000 millones de fieles de la Iglesia Católica. ¿El llamado “gran rechazo” de Celestino V inspiró al actual papa para considerar la alternativa a morir en el cargo? Puede ser.

El día que Benedicto XVI pasó en Sulmona fue parte de la agenda típicamente ocupada del líder de una de las religiones más antiguas del mundo.

Se reunió con cientos de personas y celebró misa con ocasión del natalicio número 800 de Pietro del Morrone, un monje de origen humilde que vivió como eremita en las cuevas de los Abruzzos y que tenía fama de santidad cuando en julio de 1294 le llegó la carta en la que le comunicaban que lo elegían papa tras dos años y tres meses de sede vacante a causa de la división entre los cardenales electores.

Lo ordenaron obispo y luego él se puso el nombre de Celestino V. Pero al poco de estar en el cargo sintió que Dios lo llamaba para volver a su vida de eremita. Así, el 13 de diciembre renunció al papado.

Tenía a esa altura 80 años y varios lo criticaron por renunciar al mandato divino. De hecho, el gran poeta Dante, su contemporáneo, lo colocó en la antecámara del infierno por haber sido neutral o indiferente y lo castigó a correr detrás de una bandera mientras era aguijoneado por las abejas y avispas de su conciencia.

Pero cuando se reunió con jóvenes en la catedral de Sulmona hace dos años, Benedicto XVI elogió a los que tenían valentía y convicción y recordó al papa cuyo rechazo de la Santa Sede fue visto por algunos como tan escandaloso.

“San Celestino V fue capaz de actuar según su conciencia en obediencia a Dios, por lo tanto sin temor y con gran valentía incluso en momentos difíciles (…), sin temor a perder su dignidad, sino sabiendo que eso consiste en existir en la verdad”, declaró el pontífice en L’Aquila en 2010.

Al renunciar, Celestino V citó: “Razones legítimas de humildad y la debilidad de mi cuerpo” para buscar “los consuelos de mi vida pasada y la tranquilidad perdida”.

O, como dijo su sucesor 719 años después: “Mis fuerzas, debido a una avanzada edad, ya no son aptas para un ejercicio adecuado del ministerio petrino (…). Renuncio al ministerio del obispo de Roma, sucesor de San Pedro”.

La última coincidencia está en cómo pasará este papa el final de sus días. “También deseo servir devotamente a la Santa Iglesia de Dios en el futuro a través de una vida dedicada a la oración”, expresó en latín Benedicto XVI, que se irá a vivir a un convento. Su predecesor también falleció retirado y rezando, aunque en su caso las circunstancias fueron distintas: pasó sus últimos meses de vida encarcelado por su sucesor, Bonifacio VIII, que temía que el ermitaño quisiera volver a la sede de Pedro y le quitara el cargo.

Celestino V fue canonizado en el año 1313 por Clemente V y sus restos fueron trasladados a la iglesia de su orden en L’ Aquila, donde desde ese entonces son objeto de gran veneración por parte de miles de cristianos, entre ellos Benedicto XVI. (Con base en Reuters) l

Las actividades de Benedicto XVI en sus últimos días de papado

Jueves 14 Reunión con los párrocos romanos en el Aula Pablo VI.

Viernes 15 Encuentro con miembros de la Fundación Pro Petri Sede y luego con el presidente de Rumania, Traian Basescu.

Sábado 16 Recepción al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y a los obispos de Liguria y Lombardia. A las 18.00, reunión con el presidente del Consejo de Ministros italiano Mario Monti.

Domingo 17 Benedicto XVI inicia su retiro espiritual junto con otros miembros de la Curia. Predicará el cardenal Gianfranco Ravasi. El miércoles de esa semana no habrá audiencia general.

Sábado 23 Al regreso de los ejercicios espirituales, el papa se reunirá con el presidente italiano Giorgio Napolitano.

Domingo 24 Rezo del Ángelus con los fieles en la plaza de San Pedro.

Lunes 25 Recepción de cardenales en audiencia privada.

Miércoles 27 Última audiencia general, en la plaza de San Pedro.

Jueves 28 Encuentro con los miembros del Colegio Cardenalicio. Traslado a Castelgandolfo.

Anuladas La audiencia con Paul Biya, presidente de Camerún (28/2), y la visita de los prelados de la región italiana de Las Marcas (25 al 28/2).

Sede vacante El período comienza el 1º de marzo. Todas las visitas y actividades que preveían la presencia del papa quedan anuladas.