Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

Noticeu “La Iglesia misionera en salida” en la reflexión del CELAM

obispo

Mons. Raúl Biord Castillo: “¡La Iglesia no es dueña de la misión, es su servidora!”

En el marco de la Reunión General de Coordinación del CELAM que tuvo lugar en el Centro de Pastoral y Espiritualidad de la Conferencia Episcopal de Colombia, en Bogotá, entre el 23 y el 26 de agosto , la reflexión sobre “la Iglesia misionera en salida” ofrece valiosos insumos para retroalimentar el servicio pastoral del CELAM a las conferencias episcopales de América Latina y el Caribe, a través de los programas previstos para el actual cuatrienio 2015-2019.

En este sentido, la ponencia de Monseñor Raúl Biord Castillo, obispo de La Guaira (Venezuela) y miembro del Equipo Asesor de la Misión Continental, en la tarde del miércoles 24 de agosto, no solamente propuso importantes elementos iluminadores sobre la misión de la Iglesia en el continente, a la luz de Aparecida y del Magisterio del Papa Francisco, sino que también postula acuciantes interpelaciones y provocaciones teológicas, si se quiere, en la perspectiva de “la salida misionera como paradigma de toda acción de Iglesia” (EG 14), que constituye uno de los ejes temáticos del Plan Global del CELAM.

En la primera parte de su intervención, Mons. Biord Castillo evocó, por una parte, la intuición de Aparecida al proponer la misión continental como estado permanente de misión y, por otra, la inspiración del Papa al afirmar que la salida misionera es el paradigma de toda obra de Iglesia. Esta inspiración se hace núcleo, eje y programa en el Plan global del CELAM.

Desde estos presupuestos y con miras a una comprensión renovada de la teología de la misión, enfatizó la dimensión teo-lógica de la misión, como misión trinitaria, la dimensión teo-dramática de la misión, asumida como categoría central de la historia de la salvación (historia salutis), y la necesidad de ampliar la comprensión de la misión (missio Dei) a partir de cuatro núcleos fundamentales: la misión del Padre, fuente y origen de toda misión (missio creationis), la misión del Hijo (missio redemptionis), la misión del Espíritu Santo (missio Spiritus) y la misión de los discípulos (missio ecclesiae).

“La Iglesia no tiene una misión, sino que la misión tiene una Iglesia”, dijo Mons. Biord, destacando que,  “no es un juego de palabras. Estamos acostumbrados a percibir que la misión es ‘el quehacer’ de la Iglesia. Demasiados ocupados en la ‘gerencia’ pastoral, puede ser que hayamos construido nuestra ‘misión y visión’ como tarjeta de presentación organizacional (…). Aquí puede estar el error, asimilados a una organización, a una ONG, no nos damos cuenta que como Iglesia no tenemos una misión, sino que la misión de Dios nos tiene como Iglesia, nos sostiene, funda e impulsa. ¡La misión no es una invención de la Iglesia para su conservación! No somos nosotros que definimos la misión, sino que la misión nos define a nosotros. El verdadero fundamento de la misión estriba en la irrevocable decisión salvífica de Dios a favor de todos los hombres. La misión no es una función de la Iglesia, sino que constituye su esencia y realización existencial”. En este sentido, “nuestro ADN como Iglesia es ser comunidad misionera. Esto es lo único que nos permite superar la auto-referencialidad, en otras palabras, el eclesiocentrismo: ¡la Iglesia no es dueña de la misión, es su servidora!”.

A partir de esta perspectiva, en la última parte de su ponencia, el obispo profundizó en “la conversión pastoral como conversión misionera”, que implica el paso de lo paradigmático a lo programático, como lo propuso el  Santo Padre en su discurso al CELAM el 28 de julio de 2013 y en Evangelii Gaudium.

Para concluir, el expositor planteó la necesidad de preguntarse, a nivel del CELAM, “¿qué hemos hecho y qué debemos hacer con la Misión Continental?, ¿qué se nos pide y a qué nos comprometemos?”. Indudablemente, es necesario evaluar la Misión Continental, con sus realizaciones y desafíos, incluyendo la divulgación de los subsidios producidos por el CELAM en torno a la Misión Continental, procurando que estén al alcance de todos.

La ponencia de monseñor Raúl Biord Castillo motivó, posteriormente, el diálogo entre los participantes de la Reunión General de Coordinación en grupos de trabajo y en plenaria. La segunda jornada del encuentro concluyó con las vísperas y la cena fraterna.

 

Departamento de Comunicación y Prensa CELAM