Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios “La iglesia debe dejar el discurso moral y recordar que tiene un anuncio positivo”

LA REPÚBLICA |

Por Marcelo Hernández.

soc-8-foto-recuadro-coimbra-1080x675

La Iglesia Católica desde la llegada al papado de Francisco ha cambiado varios de sus aspectos tanto ala interna como en lo que ven desde afuera los no católicos.

Esa consonancia se ha dado también en nuestro país con la asunción hace ya más de dos años del sacerdote Daniel Sturla, hoy cardenal, como titular del Arzobispado de Montevideo.

En ese contexto es que el Departamento de Comunicación Social (Decos) de la Arquidiócesis de Montevideo, a impulso del mismo monseñor Sturla, ha analizado la forma en que se comunica, lo que comunica y los vehículos de esa comunicación.

Sabidos son los tiempos que corren, en los que los medios de comunicar han evolucionado y cambiado, en algunos casos para bien, y en otros no tanto, pero es innegable la necesidad de usarlos y también ver la mejor forma de concretar esta acción.

Ante esta realidad, y luego de varios meses de análisis, el Decos presentó días atrás su nuevo plan de comunicación social.

Es por esto, que LA REPÚBLICA dialogó con el responsable del mismo, el sacerdote Pablo Coimbra quien dijo que “en una de sus primeras apariciones públicas como arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla dijo, en términos de marketing, que tenemos el mejor producto pero no lo sabemos vender. Que teníamos un problema de comunicación, de lenguaje, y a partir de ahí la preocupación de cómo anunciadores del mensaje de la Iglesia, de hacerlo con un lenguaje cercano, existencial para que la gente pueda captar que tenga que ver con su vida cotidiana”.

Recordó que “a partir de ahí un gran desafío que nace a principios de 2015, de armar por primera vez es una iglesia uruguaya un plan de comunicación, que pueda unificar bajo una misma estrategia y un estilo de comunicar todos los medios que tiene; el quincenario “Entre Todos”, radio Oriental, la web, las  redes sociales, que estaban desconectados, y además potenciarlos con la nueva tecnología”.

Apuesta a lo audiovisual

Coimbra agregó que asesorados por expertos en la temática, se les recomendó incursionar por el área audiovisual, por lo que se contactaron con especialistas brasileños, de la Universidad de Montevideo, Pontificia Universidad de la Santa Cruz en Roma y con expertos de ACDE los que los ayudaron a elaborar un plan.

“En el Decos nos estamos transformando en una gran productora de contenidos de evangelización para todos los medios; prensa, radio, web, redes sociales y televisión. Ya contamos con varias plataformas propias, pero no nos limitamos a ellas, sino que lo que hagamos lo puedan ‘levantar’ todos los medios que les puedan interesar el contenido que elaboremos”, puntualizó Coimbra.

Consultado sobre la financiación de este cambio, cuando la Arquidiócesis de Montevideo hace pocos meses se encontraba atravesando una crisis financiera, según lo había manifestado el propio Sturla, el sacerdote explicó que “hicimos una campaña con los laicos y logramos mejor nuestra situación económica y financiera, y además nos alcanzó para esta inversión inicial, pero vamos a necesitar de la colaboración de nuestros fieles para seguir adelante”.

Esta revitalización del Decos hace parte juntos a otros cuatro aspectos, de los cinco programas evangelizadores planteados por el cardenal Sturla para renovar la Iglesia en Montevideo, a los que se suma la creación del Instituto Diocesano de Formación que formará agentes pastorales; el programa del Primer Anuncio, que es un equipo que irá a las parroquias y comunidades a alentarlas para hacer misiones; Iglesia Puertas Abiertas, que busca que estén abiertas por lo menos cuatro horas al día; Liturgia, que pretende hacerla misma más atractiva a través de la música.

Al preguntársele si este cambio en los medios también se dará en el mensaje, Coimbra aseveró que “en la forma de decir, el lenguaje a usar. Que llegue al corazón de la gente, que responda sobre el sentido de la vida. Esas respuestas están para los católicos en la fe. No tiene que ser largo, porque hoy estamos acostumbrado al Twitter, que los da en 140 caracteres y de manera más rápida”.

Iglesia “en salida” y no de intramuros

Rememoró que el papa Francisco quiere una iglesia “en salida”, que no se quede intramuros, porque de esta forma “no cumple con su primer cometido, que es el anuncio del mensaje de Jesucristo”, aseveró.

“El Papa dijo prefiero una iglesia herida por salir, que una enferma por no salir”, acotó, lo cual “generó Francisco en el Vaticano, y acá, Sturla”.

Y fue más allá, al sostener que “la iglesia debe dejar el discurso moral, de decir no a las cosas, sino recordar que tiene un anuncio positivo. Lo primero es que las personas comiencen su camino de búsqueda”.

Con relación a las dificultades de comunicar su mensaje a la iglesia en el contexto de un país laico, Coimbra afirmó que “es más difícil, más desafiante, pero es una gran oportunidad. Tiene sus pros y sus contras. Una sociedad que está cerrada a su trascendencia, una realidad que no considera a Dios, es una realidad a media. Una sociedad que pone mucho de si en el positivismo, pierde de vista lo esencial, la dimensión espiritual del ser humano. Esa es una dificultad y también una oportunidad. En donde la iglesia estuvo mezclada con el Estado, la separación fue positiva. Los primeros cristianos surgieron en un mundo totalmente pagano. Tenemos ese desafío hoy que debemos llevar adelante con astucia”.

Con respecto a los cambios específicos en los medios, Coimbra explicó que en lo que tiene que ver con la radio, aspira a que los mensajes de la iglesia tiene que estar a lo largo de la programación, incluso en la de fútbol.”Allí se pueden transmitir los valores”, acotó. El quincenario “no tiene que mirarnos el ombligo, sino que debe tener contenido que le interese a todo el mundo”, señaló.

La web y las radios son manejadas con un community manager, que los mantiene actualizados con lo que pasa en el mundo.

En lo que refiere al canal de TV, el sacerdote dijo que “comenzará a emitir en octubre paulatinamente”.

Tendrá un noticiero semanal de lo que pasa en la iglesia uruguaya. Otro programa mostrará las obras de la iglesia, como ser Tacurú, Cottolengo, etc. Un magazine con un invitado que de un mensaje desde su especialidad. Un ciclo de entrevistas a personalidades que brinden su experiencia desde su proceso de fe o de búsqueda espiritual. Otro que aborde termas relacionados con el alimento espiritual. Serán todos semanales, y la idea es completar la grilla hasta llegar a tener 12 horas diarias.

Coimbra: su historia

Es contador público, oriundo de Salto. Trabajó mientras cursaba la Universidad. Cumplió funciones en el BPS durante 18 años y tuvo un estadio contable con otros colegas. A los 32 años de edad se hizo la “gran” pregunta para que vivía, y ahí nació su vocación. Tras efectuar los pasos requeridos, a los 38 años se ordenó como sacerdote. Hoy tiene 47 años. Su primer destino pastoral fue de director administrativo de radio Oriental. Fue párroco por tres años de la parroquia San Pedro Apóstol del Buceo. Cuando Daniel Sturla asume como arzobispo de Montevideo lo designa ecónomo de la Arquidiócesis para solucionar la situación económica complicada. Desde 2015, además de ser el ecónomo, es responsable del Decos, asesor doctrinal de ACDE, integra la Comisión Fiscal del Círculo Católico, y es párroco de Melilla y la capilla San Gerardo los sábados y domingos.