Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios La fiesta más criolla en el pago más grande de la patria

EL OBSERVADOR |

Arranca la Patria Gaucha con su recreación de otras épocas, un desfile con 4.500 jinetes, artistas de tres países y la misa criolla con la presencia del cardenal Sturla

Fogones de la Patria Gaucha, rescate de la tradición que se disfrutará en Tacuarembó

La 29ª Fiesta de la Patria Gaucha tendrá de todo, como en botica: su innovadora recreación de cómo se vivía en la Banda Oriental y en Uruguay antes de 1920, un desfile de caballería gaucha con 4.500 jinetes y decenas de carruajes, 450 montas en las jineteadas y otras pruebas criollas en el ruedo, gastronomía de campaña, espectáculos en el escenario, una feria de artesanos, la elección de la Flor del Pago y una misa criolla con la presencia del cardenal Daniel Sturla y los obispos de Melo, Salto y Tacuarembó.

Esos son pocos ejemplos de las propuestas que desde hoy y hasta el domingo 8 brindará la “Fiesta más criolla en el pago más grande de la patria” a un público estimado en 100 mil personas, festividad que este año tiene como eje temático la conmemoración de los 200 años del Reglamento de Tierras.

La actividad se realizará básicamente en un predio de 14 hectáreas que tiene como núcleo la Laguna de las Lavanderas, en Tacuarembó.

La intendencia anfitriona delega la tarea de organización en una comisión que preside Hugo Pereda; se estima que cada año la inversión global asciende a US$ 700 mil, estimó Carlos Arezo, integrante de dicha comisión.

Wilson Ezquerra, intendente de Tacuarembó, dijo a El Observador que “para los tacuaremboenses es un orgullo recibir a cada visitante en una fiesta que preserva caros valores de nuestra identidad oriental para las nuevas generaciones, la recomendamos especialmente a la gente de la ciudad porque les cambiará la manera de ver muchas cosas, conocerán de primera mano valores hermosos que sostiene la gente gaucha”.

Luis Landriscina, padrino de la fiesta –la madrina es Laetitia d’Arenberg–, tras la conferencia de prensa de lanzamiento de la Patria Gaucha, en el Ministerio de Turismo y Deportes, elogió “a quienes hacen esto posible y les pido que los ayuden; cuando fui por primera vez pensé que era una reunión como tantas, con jineteadas y cantores, pero esto es más, es una verdadera expresión de la identidad oriental, me llenó el alma ver que el 70% de quienes desfilan son hombres y mujeres jóvenes”.

Es una fiesta “con varias atracciones que motivan a gente de todo el país y del exterior a visitar Tacuarembó, ayuda a desestacionalizar la oferta turística, la descentraliza”, reflexionó por su parte Antonio Carámbula, ministro interino de Turismo.

Pereda remarcó que para los visitantes estarán todos los servicios necesarios en un ambiente muy familiar.

El escenario llevará el nombre de Santos Inzaurralde. Entre otros, actuarán la argentina Patricia Sosa, el dúo Larbanois Carrero, Pepe Guerra, Sinfónica de Tambores, Lucas Sugo, el brasileño Joca Martins, los argentinos Los Cumpa y Jorge Nasser.

También actuarán varios payadores. En cada escenario y en la misa criolla durante las ofrendas. Uno de ellos, Juan Carlos López, dijo que “la Patria Gaucha es uno de los ámbitos en los que se cuida al payador, se lo protege, se tiene en cuenta su valor”.

Pereda instó a no perderse “la bailanta en el Rancho de la Cambicha, sobre la tierra, está todo previsto: un grupo de señoras con palanganas irá tirando agua para bajar la polvareda (y el agua tendrá un chorrito de creolina)”.

La lista de atracciones es interminable: un concurso de guasqueros, se encenderá el fogón de la tradición y se bailará el pericón, el ruedo será bendecido y se hará el corte del tiento y la suelta del primer potro, llegará un chasque, tras el desfile se entonará el himno A Don José, se hará la elección del gauchito y de la paisanita, habrá una exposición de cimarrones y entre las pruebas de destreza en el ruedo Homero Formoso sobresalen la carrera del dormido, la monta sobre el revolcón y la carrera del Charrúa, además de una doma y el remate de caballos.

La elección de la Flor del Pago es todo un tema. Que sea bonita no es lo más valioso: debe ser bien paisana, saber ensillar y montar, llevar las prendas bien puestas. Bruna Vázquez, actual Flor del Pago, es una chica de Rivera que estudia matemáticas. Dicen que pocos la igualan por cómo anda a caballo.

La Fiesta de la Patria Gaucha, que más allá de su valor cultural genera trabajo en forma directa e indirecta para mucha gente dinamizando a toda la sociedad en Tacuarembó, tendrá de todo. Como en botica. l

Entradas

$ 200 de jueves a sábado, $ 150 el domingo y $ 600 el abono por los cuatro días

Un museo viviente en la Laguna de las Lavanderas

La Fiesta de la Patria Gaucha contiene propuestas similares a las de otras fiestas criollas que hay en el país, no obstante posee una característica que la hace muy especial. Fue pionera en la recreación de estilos de vida del territorio nacional en los siglos XVIII y XIX y en los inicios del siglo pasado. Ello es una de las responsabilidades que tienen las 12 sociedades tradicionalistas que compiten cada año por el Gran Premio Patria Gaucha.

Además de competir –en base a un reglamento– en pruebas criollas en el ruedo y en otras instancias, lo más llamativo para el visitante es que cada una recrea una época con un rigor histórico formidable, elogiado por historiadores locales y por muchos que llegan desde el exterior, yéndose invariablemente conmovidos por lo que aprecian.

Por citar algunos ejemplos, se han recreado hospitales de campaña, saladeros, cascos de estancia, propuestas gastronómicas, pulperías, comisarías rurales, yerras y carneadas, juegos como la taba y campamentos artiguistas.

Si bien se invierte mucho, cuesta creer cuánto se logra y sobre todo cuánto talento e ingenio se invierte todo un año para que en apenas cuatro días se exhiba en el predio de la Patria Gaucha una suerte de museo viviente.

Este año el área de fogones será denominado “Profesor Uruguay Nieto”, historiador y tradicionalista recientemente fallecido, quien fuera por años el presidente del jurado que calificó en el concurso de los ranchos, “aportando muchas enseñanzas; al amigo lo extrañamos mucho y con la presencia de su familia se le va a rendir un homenaje humilde, pero justo, como lo hace la gente gaucha”, dijo Hugo Pereda.

Las 12 sociedades tradicionales que compiten son: Los Tizones de Ansina; Batoví – Bonilla; Patria y Tradición; Cinco Sauces Amigos Unidos; A Poncho y Espuela; Asociación Tradicionalista de Rivera; Juan E. Gastelú; El Refugio de los Gauchos; El Fogón de Curtina; Paisanos Unidos de Achar; Los Charrúas; y Lazo, Rienda y Boleadora. Son de Cerro Largo, Paysandú, Rivera y Rivera. La edición pasada la ganó Juan E. Gastelú, de Paysandú, que cumplió 50 años en 2014. Además hay nueve sociedades invitadas. Entre las 12 que concursan y esas nueve hay un ascenso y descenso, similar al del fútbol, para ir renovando las participaciones. Y “en lista de espera” hay otras que también se instalan en el predio de la Laguna de las Lavanderas.