Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios “La educación sexual es mucho más que sexo”

EL OBSERVADOR |

Por Magdalena Cabrera

C.Dos Santos Liliana Oliveri 

C.Dos Santos
Liliana Oliveri

La experta estará a cargo del curso que la Iglesia católica lanzó para padres y docentes

Liliana Oliveri, la psicóloga y experta en educación sexual que estará a cargo del curso de educación sexual para padres y docentes que lanzó ayer la Iglesia católica, dice que hay una sola cosa que le “espanta” en este asunto. Y es que un niño o un adolescente se quede sin educación sexual porque los adultos a cargo no se animan a hablarle del tema, o porque no hay acuerdo sobre en qué perspectiva dársela. El curso que ofrecerá online, a través de la web de la Iglesia católica de Montevideo, se llama Aprender a amar. Es el nombre de su programa de educación sexual, al que ella describe como un proyecto integral que incluye el desarrollo corporal, intelectual, afectivo y espiritual de la persona.

Presentan el programa como un curso integral en sexualidad. ¿Qué ofrecen para que sea integral?

Existe la idea de equiparar la sexualidad a la genitalidad. Entonces, cuando te dicen educación sexual inmediatamente pensás en sexo. Y la educación sexual es mucho más que eso. La sexualidad es un modo de ser, de pensar, de sentir. Nosotros le damos una importancia a educar la personalidad, formar el carácter y fortalecerlo desde los tres años. Es importante que el chico se conozca a sí mismo, que tenga autoestima sólida y autodominio. Es una educación integral porque incluye desarrollo corporal, intelectual, volitivo, afectivo y espiritual. Nuestra experiencia de investigación es que la educación sexual está muy atrasada en América Latina.

¿Por qué?

Porque algunos temas son tabú para muchos padres y docentes. De esto no se habla y por no hablar de esto, abundan los abusos, los atropellos, la violencia. En Europa, por ejemplo, hay mucha mayor prevención. Queremos revertir esa escasez de educación sexual que tanta prevención podría hacer. No queremos ser un sector que se calle.

En Uruguay se ve a la Iglesia católica como un actor que evita el tema del sexo. Llama la atención eso que dice.

La verdad es que yo en Uruguay, en la Conferencia episcopal, he recibido mucho apoyo. Hace un año que venimos trabajando y hablar del tema fue posible, con total naturalidad, sin traicionar los principios éticos de la fe.

Dijo que el curso tiene un ingrediente espiritual. ¿El programa tiene base cristiana?

No, cuando digo que la persona es una realidad biopsicoespiritual no me refiero a que haya que enseñar doctrina y religión. Yo hablo de la parte espiritual del ser que puede ser dada a través del arte. Me refiero al desarrollo espiritual. El curso está anclado en la idea de un equilibrio entre la naturaleza humana y la cultura. Entendemos que la cultura es configurante de la personalidad, pero que la naturaleza es innegable.

Lea también: Con autoridades educativas, Iglesia católica lanzó plan de educación sexual

¿Ahí está la diferencia de esta propuesta con la ideología de género? Esta última establece que la cultura configura el sexo.

Claro. En la Iglesia hacemos educación sexual desde la perspectiva de la cultura y de la naturaleza humana. Los temas que tratamos tienen un piso común obligatorio. Por ejemplo, para dar infecciones de transmisión sexual la vamos a dar con la misma base científica. La discusión sobre desde qué enfoque dar educación sexual, me parece una discusión estéril. A mí hay una sola cosa que me espanta: dejar a un niño o adolescente sin educación sexual porque a nosotros nos cuesta hablar del tema o porque no nos ponemos de acuerdo sobre en qué perspectiva dárselo.

¿Prefiere que se dé educación sexual desde la perspectiva de género a que no sé dé nada?

No, es tan sensible el tema de la educación sexual que es importantísimo tener en cuenta las convicciones de la familia. Por eso, cada familia debe buscar (la escuela), donde se le dé a su hijo la educación sexual en sintonía con sus creencias y convicciones.

¿Cómo manejan el tema de la homosexualidad y de la transexualidad? Forman parte de la ideología de género.

La distinción es sútil y mínima. Aceptamos absoluta y categóricamente, sin discriminar, cualquier condición, pero no la promovemos.

¿Qué diferencia supone eso con un programa de educación sexual basado en ideología de género?

Te lo voy a poner en clave de relaciones sexuales. En Argentina hay una guía para adolescentes que dice: podés tener relaciones sexuales, mientras te protejas. Yo les diría lo mismo que le digo a mis hijos: las relaciones sexuales son una gran responsabilidad, podés tener relaciones sexuales cuando madures y sepas acabadamente la responsabilidad que implican. Hay una diferencia entre una y otra. El chico de 15 años no va a dejar de tener relaciones sexuales porque yo le diga, pero sí voy a enseñarle lo que implica la responsabilidad de tenerlas.

Perfil
Liliana Oliveri
Es psicóloga, de nacionalidad argentina. tiene un máster en Educación familiar y tiene un consultorio familiar. Es experta en educación sexual, docente y coautora de los proyectos Saber amar y Aprender a amar.