Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios La comunidad judía celebra en estos días la festividad de Pesaj

UNOTICIAS |

En esta semana, la colectividad judía está celebrando la festividad de Pesaj, conocida también como la Pascua Judía, y en esta oportunidad ha coincidido con la Pascua cristiana, lo que no sucede siempre. Este año la celebración comenzó en el atardecer del viernes 3 de abril y culminará a la caída del sol del sábado 11 de abril.

En Pesaj la colectividad judía recuerda la liberación del pueblo judío que estaba esclavizado en Egipto, por lo tanto Pesaj es la Fiesta de la Libertad.

Esta festividad dura siete días, pero quienes viven fuera de Israel la celebran durante ocho.

En la noche de este viernes las familias judías comenzaron a celebrar Pesaj, la pascua judía. “Es la fiesta de la libertad”, explicó el rabino Ariel Kleiner de la Nueva Congregación Israelita.

La “Pascua Hebrea” (Pésaj) se conmemora con una comida festiva y la narración de la historia registrada en el libro bíblico del Éxodo.

Durante estas fechas está prohibida la ingestión de alimentos derivados de cereales fermentados. En su lugar se acostumbra a comer el “Matzá” (pan ácimo) y alimentos kosher.

La Fiesta del Pésaj recuerda la salida del pueblo hebreo de Egipto, cuando liderados por Moisés partieron hacia la tierra prometida. Se prepararon para irse y comieron el cordero apresuradamente, con hierbas amargas y pan sin levadura (Matzá).

Los israelitas se alimentaron del Matzá durante la travesía por el desierto. Este alimento simboliza la humildad, dado a que los judíos debieron partir sin poder leudar el pan. También se toma una copa de vino, como forma de alegrar al corazón.

SIGNIFICADO DE LA FESTIVIDAD

El embajador de Israel ante la Santa Sede, Sion Evrony, contó a “L’Osservatore Romano” el significado de esta fiesta. El 4 de abril, el día quince del mes hebreo de Nisán, durante ocho días, los Judíos de todo el mundo celebran la Pesaj.

En los dos primeros días y los dos últimos días de fiesta está prohibido trabajar y otras actividades, pero la cocina está permitida si no es en sábado. Durante los cuatro días del medio, es decir, el Chol Hamoed o “días medios de la fiesta”, muchas actividades, como el trabajo aplazado, están permitidos.

“Esa noche yo pasaré por el país de Egipto para exterminar a todos sus primogénitos, tanto hombres como animales, y daré un justo escarmiento a los dioses de Egipto. Yo soy el Señor. La sangre les servirá de señal para indicar las casas donde ustedes estén. Al verla, yo pasaré de largo, y así ustedes se librarán del golpe del Exterminador, cuando yo castigue al país de Egipto” (Éxodo 12: 12-13).

Después de cientos de años de esclavitud, Dios envió a Moisés al Faraón para exigir la liberación del pueblo judío. Tras la negativa del Faraón, Dios hirió a Egipto con diez plagas, devastando la tierra y destruyendo sus cultivos y ganado. Como última plaga, Dios mató a todos los primogénitos de Egipto, “pasando por encima” a los niños judíos y salvando sus vidas.

El Faraón finalmente se rindió, dejando a Moisés y al pueblo judío libre de salir de Egipto e iniciar un largo viaje que los llevaría a la tierra prometida.

CÓMO SE CELEBRA PESAJ

En la antigüedad, cuando estaba el templo de Jerusalén, la celebración de la Pascua se basaba en la peregrinación colectiva a Jerusalén, la ofrenda del cordero pascual en la tarde del 14 de Nisan y su consumación al final de una cena en la noche del 15.

Desde que fue destruido el templo, el sacrificio de la Pascua ya no es presentable y otros rituales se hacen para recordarlo.

Se cuenta la historia de la liberación durante la primera noche de Pesaj (este año viernes, 3 de abril) y se lee el libro de oraciones Hagadá, consumiendo determinados alimentos en un orden o Seder particular.

El Seder de Pesaj se compone de siete alimentos, cada uno de los cuales simboliza la historia de los esclavos judíos liberados de la esclavitud.

Las hierbas amargas o Maror son por la amargura de la esclavitud; la Zeroah o pierna de cordero simboliza el sacrificio que los Judíos han hecho en la salida de Egipto.

El Betzàh, huevo cocido, es otra ofrenda del sacrificio de los días del Segundo Templo.

La Chaseret (una mezcla de nueces, manzanas y vino) simboliza el mortero que los esclavos judíos utilizaban en la fabricación de ladrillos.

El Karpas (un vegetal, generalmente apio) representa la frescura de la primavera.

La Jazeret es otra hierba amarga que simboliza la amargura de la esclavitud, en algunas tradiciones representada por la lechuga.

Matzá es el pan sin levadura, se colocan en el centro del plato de Seder.

Algunos alimentos se acompañan de agua salada o vinagre, en representación de las lágrimas y el sudor de la esclavitud.

También se consumen cuatro copas de vino que simbolizan las cuatro promesas bíblicas de la redención:

“Yo los libraré de los trabajos forzados que les imponen los egipcios, los salvaré de la esclavitud a que ellos los someten, y los rescataré con el poder de mi brazo, infligiendo severos y justos castigos.

Haré de ustedes mi Pueblo y yo seré su Dios. Así tendrán que reconocer que soy yo, el Señor, el que los libró de los trabajos forzados de Egipto” (Éxodo 6, 6-7).

El Seder se repite en la segunda noche de Pesaj.
La ceremonia del Seder se centra mucho en el papel de los niños. El hijo menor de la familia suele ser el que hará preguntas sobre el sentido de la Seder, dando inspiración para un debate sobre los valores de esta tradición.

El niño canta las cuatro preguntas o Mah Nishtana.
“¿Por qué esta noche es diferente de todas las otras noches?” es la primera pregunta, y continúa:
“¿Por qué en otras noches comemos el Chametz (alimentos con levadura) y no la Matzá y esta noche sólo comemos Matzá?” “¿Por qué en otras noches comemos muchas verduras y esta noche sólo Maror?”.
Los adultos responden con versos del Hagadá, donde se destaca que “cuanto más se hable del éxodo de Egipto, más se es digno de alabanza”

“En el primer mes, el día catorce, al ponerse el sol, se celebrará la Pascua del Señor, y el quince de ese mismo mes tendrá lugar la fiesta de los Ácimos en honor del Señor. Durante siete días comerán panes sin levadura” (Levítico 23: 5-6).

El Chametz, los alimentos con levadura, están absolutamente prohibidos durante Pesaj, y, antes de que comiencen las celebraciones, todos los restos de alimentos con levadura deben ser retirados de la casa.

La Matzá sin levadura y otros alimentos reemplazan el Chametz, recordando el hecho de que los esclavos hebreos huyeron de Egipto con tanta prisa que no tuvieron tiempo de dejar que el pan creciera.

Diferentes tradiciones caracterizan las celebraciones de la Pascua en el mundo. En algunas comunidades, por ejemplo, el plato del Seder es puesto en la cabeza de un niño que desfila delante de todos, antes de consumir la comida.

Dondequiera que se celebra, el Pesaj sigue siendo una oportunidad para que los Judios de todo el mundo se reúnan con sus familias, recordando la conquista de la libertad del pueblo judío, transmitiendo la memoria a la generación más joven y lo celebrándola con una comida deliciosa.

Feliz Pesaj desde esta página para la colectividad judía.