Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Justicia obliga a Verónica Alonso a pagar deuda con imprenta, que ella adjudica a Misión Vida

MONTEVIDEO PORTAL |

DIOS SE LO PAGUE

La senadora y su esposo deberán pagar más de 30.000 dólares por listas, afiches y volantes, aunque argumentan que no fueron trabajos que ella encomendara. “Me quieren hacer pagar algo que ya pagué”, dijo Alonso.

En el año 2014, Jorge Gandini acusó a Verónica Alonso de lograr apoyo a través de “las listas de la iglesia Misión Vida”. “Alonso no lidera. Su agrupación sacó muy pocos votos (…) Las grandes triunfadoras fueron las listas de la iglesia Dios es Amor o algo así, que lidera el pastor Márquez” dijo Gandini a El Espectador entonces.

La senadora dijo entonces no estar relacionada con Dios es Amor ni con el Pastor Jorge Márquez aunque reconoció que entre los sectores que apoyan su sector existe una agrupación de esta iglesia y que sí hay familiares del pastor que militan por su sector. El diputado Álvaro Dastugue, por ejemplo, pertenece a la iglesia.

Esta mañana, el semanario Búsqueda afirma que aquel vínculo, el apoyo de la iglesia, le produjo problemas a la senadora que culminaron en la Justicia.

En abril la senadora y su esposo, Marcel Gerwer, fueron condenados en primera instancia a pagar más de U$S 30.000 a la imprenta Vistosul (encargada de las listas) que ante la falta de pago los demandó.

Según Alonso, los trabajos fueron en realidad para listas que estaban vinculadas a la Iglesia Misión Vida, pero que se manejaban de manera independiente a ella.

Entre los trabajos hechos se encuentran volantes, afiches y listas por un monto total de U$S 31.780. Quien firmó el compromiso con la imprenta es Gabriel Cunha, que trabajó para Alonso pero tiene vínculos con la Iglesia de Márquez. De acuerdo a la información del semanario, Alonso protestó el hecho de que se emitiera la factura a nombre de ellos sin que hubieran encomendado el trabajo. La senadora explicó que cada lista era independiente a la hora de imprimir.

Sin embargo, la imprenta aseguró ante la Justicia que Cunha “trabajaba por orden y en representación de Alonso y su esposo”, presentando como pruebas mensajes entre el dueño de la imprenta y Alonso.

Si bien el pastor Márquez entregó a la imprenta unos cheques, estos no estaban destinados a pagar esta deuda sino otra pendiente que permitió que las listas de Alonso se “liberaran” (la imprenta no estaba dispuesta a entregarlas si no se hacía esto).

La Justicia consideró probada la “representación invocada” por Cunha para firmar la factura a nombre de la pareja y los condenó a pagar U$S 31.780 más los “intereses legales que correspondan”. La senadora y su esposo apelaron.

Fuentes cercanas a la senadora dijeron a Montevideo Portal que Alonso considera la situación “completamente injusta”. “Me quieren hacer pagar algo que ya pagué y encima no es mío, es una deuda que no me corresponde”, afirmó.