Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Jubilar: “principal fuente de ingreso viene de quienes no tienen beneficio”

EL PAÍS |

Sindicatos vs. Jubilar e Impulso

El 53% de los ingresos del liceo Jubilar durante el año 2012 fueron de los padrinos de la institución que son particulares y fundaciones.

El 53% de los ingresos del liceo Jubilar durante el año 2012 provinieron de los padrinos de la institución que son particulares y fundaciones; el 44% de aportes de empresas a través del mecanismo de beneficios fiscales y el 3% de padres de alumnos. El Jubilar tiene además aportes de voluntarios y comercios que donan, por ejemplo, productos de limpieza.

“La principal fuente de ingreso nuestra es el aporte de quienes no tienen beneficios fiscales, es decir, de los padrinos, padres, voluntarios y comercios que hacen donaciones. Además, tomando en cuenta el gasto que significa las donaciones para la empresa y otros aportes no monetarios, lo que aportaron las empresas en 2012 para el liceo Jubilar es un 30%”, explicó a El País el encargado de financiamiento de la institución educativa, Ignacio Estrada.

El año pasado fueron 32 las empresas que colaboraron con el Jubilar. Según Estrada es “muy variable” cuánto donan y generalmente lo hacen en la segunda mitad del año. “Tenemos algunas que colaboran en torneos deportivos o actividades puntuales del liceo”, explicó.

Según una resolución del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) que entró en vigencia en el año 2009 aquellas empresas que realicen donaciones al liceo Jubilar, realizando el depósito en efectivo en el Banco República en una cuenta del MEF recibirían beneficios fiscales. Concretamente, el 75% de la donación se imputa como pago a cuenta del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) y/o del Impuesto al Patrimonio (IP). El 25% restante se puede imputar como gasto de la empresa.

El sindicato de profesores de Secundaria (Fenapes) apuntó contra los planes educativos privados en los barrios pobres como el liceo Jubilar porque entienden que son “experiencias privatizadoras de la enseñanza, en los que el Estado asume la responsabilidad de crear losestablecimientos y además exime de impuestos a empresas que se presentan como benéficas pero que no hacen otra cosa que incrementar sus ganancias lucrando con la educación de los más pobres”.