Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Iglesias católica, anglicana y luterana alemana celebraron juntas el vía crucis

EL OBSERVADOR |

Los fieles recorrieron la Ciudad Vieja desde el Templo Inglés hasta la Catedral

Con la participación de la Iglesia luterana alemana como novedad, la Iglesia católica y la anglicana celebraron este viernes por cuarto año consecutivo el vía crucis ecuménico, una procesión por las calles de la Ciudad Vieja, donde los fieles y sus pastores rememoran el trayecto de Jesús con la cruz a cuestas, desde Jerusalén hasta el monte Gólgota, donde murió crucificado.

La procesión, que parte desde el Templo Inglés, en la calle Reconquista, y termina en la Catedral de Montevideo, sobre la calle Ituzaingó, fue presidida por el pastor de la Congregación Evangélica Alemana (luterana y calvinista), Jerónimo Granados, por el vicario general de la iglesia Anglicana, David George, y por el cardenal de la iglesia Católica, Daniel Sturla.

Ya en la catedral, al terminar la procesión, cada uno de los pastores dejó un mensaje a los fieles. El pastor luterano Granados, el primero en hablar, agradeció la participación en la celebración y manifestó que los luteranos no suelen rezar el vía crucis, por lo que para su iglesia todo era una novedad. Manifestó que si bien el Viernes Santo fue el “peor día” para Jesús, “también es el mejor día para pensar en la esperanza porque tenemos el domingo de Resurrección”. Atendiendo a esto, llamó a los feligreses a tener esperanza en medio de las dificultades y “calvarios” de la vida.

PUBLICIDAD

Lea también: Cómo se desarrolla la celebración del Pésaj, la festividad en la que los judíos festejan la libertad

En tanto, el vicario anglicano George llamó a los cristianos a seguir “colaborando con la salvación del mundo”. Sturla, por su parte, hizo hincapié en el ecumenismo y agradeció a las otras dos iglesias por participar del encuentro “a pesar de las diferencias”.

“Que (esta celebración) sea un signo para nuestra sociedad que se va fragmentando cada vez más. Los creyentes estamos llamados a zurcir y llevar la paz”, dijo.

Tiempos de cambio
A la salida de la catedral, Granados dijo en rueda de prensa que la participación de la iglesia Luterana alemana en el vía crucis era señal de que “los tiempos han cambiado”. “Es un buen momento para compartir lo que otros están acostumbrados a hacer. Por eso es la primera vez que estamos en esta procesión del vía crucis”.

“De eso se trata el ecumenismo: ceder una parte y tomar una parte de los otros”, resaltó, al tiempo que subrayó que durante toda la procesión no se habló de católicos, sino de cristianos que los incluye a todos.

Al respecto, contó que esta fue también la primera vez que rezó el vía crucis en su iglesia luterana en la mañana. “Fue un momento muy especial para nuestra gente. Algunos me dijeron: esto es muy católico y otros me dijeron, qué lindo, por fin tenemos un momento de devoción con música, para pensar y no tanto hablar. Porque los protestantes hablamos mucho y dejamos poco tiempo para la meditación”, manifestó.

Lea también: La razón por la que no se come carne el Viernes Santo

Explicó que la presencia de la iglesia Luterana en el vía crucis ecuménico fue algo que se fue dando de a poco. Señaló que el año pasado cuando se cumplieron 500 años de la reforma luterana, él invitó al cardenal Sturla a cooficiar la celebración y este “inmediatamente dijo que sí”. “Para mí fue una grata sorpresa”, añadió. En dicha celebración también participó la iglesia Anglicana.

Después de allí con Sturla tuvieron sucesivos encuentros durante el año y así fue como se fue dando la participación en la celebración de este viernes.

“El culto de hoy fue un puntapié inicial”, dijo y afirmó que desde ahora participarán de ella todos los años.