Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Iglesia llama a recuperar tolerancia de cara a segunda vuelta

EL ESPECTADOR |

http://www.espectador.com/sociedad/303451/iglesia-llama-a-recuperar-tolerancia-de-cara-a-segunda-vuelta

El arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, llamó a recuperar la tolerancia de cara a la segunda vuelta de las elecciones y advirtió en contra del uso de “esas palabras duras” que a veces se cuelan, puesto que “Uruguay sabe lo que es el enfrentamiento entre hermanos”.
En una homilía pronunciada este fin de semana en Florida, con motivo del festejo del Día de la Virgen de los Treinta y Tres, Sturla recordó que Uruguay se encuentra “entre dos instancias electorales”. Señaló que “públicamente se discrepa con altura y la clase política uruguaya con sus más y sus menos demuestra espíritu de diálogo”.

Pero, agregó, es natural que en estas épocas se produzca “polarización” y al respecto realizó un “llamado de atención”.
El prelado indicó que en las redes sociales “se cuelan muchas veces expresiones duras, intolerantes, hasta crueles” y por eso alertó: ¡Cuidado! sabemos lo que es el enfrentamiento de hermanos”. Y luego exhortó a “saber ganar, saber perder, mirar más allá del propio color, los colores de la patria… ser magnánimos.

“Hoy vivimos en paz, pero la paz se construye día a día, en el respeto al otro, al que piensa distinto, al que es distinto”.

Sturla explicó por último que no espera “esa vaga tolerancia que pretende que todas las ideas valen igual”, y enfatizó: “Lo que vale es la persona humana, la dignidad de cada uno. En el terreno de lo que pensamos, discrepemos con libertad”.
El arzobispo de Montevideo Daniel Sturla opina que hay una “intolerancia agresiva hacia los cristianos” en temas como el aborto o el matrimonio igualitario.
Durante una homilía en el Santuario de la Vírgen de los Treinta y Tres, la autoridad eclesiástica afirmó que la vida “es un don del creador” por lo que nadie es dueño de la suya ni la del otro. Sturla también defendió la postura de la iglesia en cuanto al matrimonio homosexual.

“Creemos que la diferencia sexual es querida por Dios y responde a un designio amoroso del creador que se hace patente en nuestra naturaleza. Creemos que separando lo que Dios ha unido terminamos no en una diversidad armoniosa, si no en una uniformidad totalitaria”.