Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Iglesia Católica plantea que debería desafiarse a sí misma y encontrar un espacio fraternal para homosexuales

LA RED 21 |

La Iglesia Católica plantea en un documento, que fue analizado durante un sínodo que comenzó este lunes, el desafío de encontrar “un espacio fraternal” para los homosexuales, sin comprometer la doctrina católica sobre la familia y el matrimonio.

La iglésia Católica planteó el desafío de encontrar “un espacio fraternal” para los homosexuales, sin comprometer la doctrina católica sobre la familia y el matrimonio.

Por iniciativa del Papa Francisco, el Vaticano celebra hasta el próximo domingo 19 de octubre un sínodo extraordinario sobre la familia. La asamblea finalizará con la beatificación de Pablo VI (sumo pontífice entre 1963 y 1978).

Más de 190 obispos, cardenales y representantes laicos participan del sínodo con el objetivo de analizar temas vinculados con: “la familia, el divorcio, la homosexualidad, la paternidad en solitario, los anticonceptivos y el sexo antes del matrimonio”, informó Reuters.

Obispos y cardenales se reúnen esta semana para terminar de elaborar el documento final, que se presentará el sábado.

Tales conclusiones servirán como base para un segundo sínodo que se celebrará dentro de un año y en el que se presentarán las propuestas para una aprobación final por parte del Papa Francisco.
Apertura

“Los homosexuales tienen dones y atributos para ofrecer a la comunidad cristiana: ¿somos capaces de darle la bienvenida a esta gente, garantizándoles un espacio mayor en nuestras comunidades? Muchas veces ellos quieren encontrar una Iglesia que les ofrezca un hogar acogedor”, se expresa en el documento preparado después de una semana de discusiones.

Asimismo, se indica que “la Iglesia debería desafiarse a sí misma para encontrar un espacio fraternal para los homosexuales sin comprometer la doctrina católica sobre familia y matrimonio”.

“¿Son nuestras comunidades capaces de probar eso, aceptando y valorando su orientación sexual, sin comprometer la doctrina católica sobre la familia y el matrimonio?, se plantea en el documento.

También se expresa que “los 1.200 millones de miembros de la Iglesia deberían ver el desarrollo de su posición sobre los homosexuales como un importante desafío educativo para la institución”.

De todos modos, la Iglesia entiende que las uniones homosexuales “no pueden ser consideradas con la misma base que un matrimonio entre un hombre y una mujer”, pero sí debería reconocer que existirían aspectos positivos en las parejas del mismo sexo.

“Sin negar los problemas morales relacionados con las uniones homosexuales, debe señalarse que hay casos en los que la ayuda mutua al punto del sacrificio constituye un respaldo valiosísimo a la vida de quienes integran la pareja”, indican los católicos.
Signo de los tiempos

La Iglesia no comparte que la misma terminología “familia” pueda aplicarse de forma indiferente a la unión entre un hombre y una mujer para la procreación y a la unión homosexual, dijo a la prensa monseñor Bruno Forte, secretario general del Sínodo de la Familia.

“Dicho esto, me parece claro que un ser humano involucrado en diversas experiencias tiene derechos que deben estar protegidos”, añadió en referencia a la unión de las parejas del mismo sexo, según informó la agencia DPA.

De todos modos, aclaró que “la cuestión es no equipararlos, tampoco desde el punto de vista semántico, aunque eso no quiere decir que no haya que buscar una eventual codificación de esos derechos a personas que viven en una unión homosexual. Es una cuestión de decencia y respeto por la dignidad de las personas”.

Otro de los temas que analiza el sínodo se refiere a flexibilizar la prohibición de comulgar a los divorciados que se han vuelto a casar.

El Papa Francisco ha pedido, en la homilía de la misa celebrada el pasado domingo, “abrirse a las sorpresas de Dios y no cerrarse ante los signos de los tiempos”, según informó Radio Vaticano.