Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Iglesia Católica advirtió sobre cierre de industrias en Soriano y Colonia

MONTEVIDEO PORTAL |

CON EL JESÚS EN LA BOCA

Tras el cierre de Fanapel y el Molino Dolores, el obispo de Mercedes Carlos Collazzi reclamó “espacios de diálogo sincero, honesto y constructivo entre las partes en conflicto”.

La Iglesia Católica manifestó este sábado su “preocupación y dolor” por la pérdida de puestos laborales en los departamentos de Soriano y Colonia debido al cierre de fábricas como Fanapel o el Molino Dolores y llamó a un “diálogo sincero, honesto y constructivo entre las partes en conflicto”.

En un comunicado divulgado por la Confederación Episcopal del Uruguay, el obispo de Mercedes Carlos Collazzi y los obispos de la diócesis advirtieron sobre “la difícil situación que atraviesan muchos trabajadores y sus familias, provocada por el cierre de las fuentes de trabajo y la fragilidad y disminución de empleo estable y seguro”.

El comunicado considera que la situación “provoca inestabilidad, incertidumbre económica y social para aquellos que no tienen otro capital que no sea su trabajo o la pequeña empresa familiar en el sector agropecuario”.

En el mismo sentido, considera que la situación añade “una nueva expresión de violencia a otras tantas ya establecidas”.

“El derecho fundamental al trabajo que dignifica a cada persona como cooperador y co- creador de un mundo mejor, lo vemos sujeto, esclavo de la especulación que antepone, el capital y la ganancia, al ser humano”, agrega la declaración.

En ese marco, los religiosos proponen una “cercanía y solidaridad con las familias más castigadas por esta crisis”, así como un “espacios de diálogo sincero, honesto y constructivo entre las partes en conflicto”.