Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Iglesia: castigan a los más pobres con voto proaborto (Se cita a Mons. Galimberti)

EL ESPECTADOR |

La Conferencia Episcopal Uruguaya se expresó en duros términos sobre la despenalización del aborto al que calificó de “violencia hacia los indefensos”. Aseguró que los que votaron a favor de la ley tienen una “lamentable confusión en la cabeza” y con su voto “castigaron a los pobres”.

Iglesia: castigan a los más pobres con voto proaborto

La Iglesia, a través de una columna del obispo Pablo Galimberti, lamentó este fin de semana que el reciente debate parlamentario “abundó en discursos ideologizados, donde poco a nada importa la realidad”.

Señaló que “el primer derecho es la vida. La libertad viene después. Muchos legisladores y mujeres inviertan la lógica, primero está la libertad como capacidad decisoria absoluta y en función de ella depende la vida del niño concebido”.

Galimberti hizo referencia al argumento que la despenalización era una bandera “de la izquierda”.

Se preguntó si los derechos humanos ¿son de derecha o de izquierda? Lamentó lo que consideró es una “confusión en la cabeza de quien debe ser representante del pueblo” y se volvió a preguntar “si los bebés ¿son de derecha o de izquierda?”.

También se interrogó si los “niños en condiciones más vulnerables ¿no son de madres que viven en las periferias de nuestras ciudades?”

Resaltó que quienes votaron, “con su voto castigaron a los pobres”.

Galimberti señaló que “cada votante mostró la firmeza o debilidad de sus convicciones; para unos el derecho a nacer es totalmente relativo; las lealtades partidarias inclinan la balanza. Su conciencia está amordazada”, advirtió.

Otros votaron “con los pies” saliendo de sala cuestionó y resaltó el rol del diputado Andrés Lima, de quien dijo defendió con firmeza el primer y fundamental derecho: nacer.

“Quedan pocos capaces de levantar la voz solitaria y discrepar en aquellos derechos que entienden que están por encima de cualquier pacto o acuerdo.”, sentenció.