Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios “Hay que lograr que se tengan los hijos que se quiera tener”

EL OBSERVADOR |

Experta considera que las políticas de incentivo fiscal no solucionan el problema

La socióloga y especialista en natalidad Carmen Varela no se opone a las políticas fiscales para la promoción de la natalidad, pero cree que no son la solución. Y a pesar del concepto del país envejecido tampoco considera que la situación de Uruguay sea tan grave a largo plazo, ya que las personas mayores viven más y tienen cada vez más actividad.

¿Por qué baja la natalidad?

En el mundo en general ha disminuido el número de hijos. Eso tiene que ver con el modelo reproductivo, el cambio de las mujeres en la salida al mundo del empleo, y los tiempos que van cambiando. La mujer diversifica su vida y los cambios se dan en ese sentido, en especial en sectores medios y medio altos. En Uruguay básicamente las que disminuyen más la fecundidad son las mujeres más educadas y de estratos sociales más altos. Las mujeres de estratos sociales más bajos también disminuyeron, y eso sucede porque a pesar de tener niveles de educación más bajos, influyen los programas de salud sexual y reproductiva que se vienen implementando desde 1996 y que se profundizaron a partir de 2005.

Ahora las mujeres en general tienen mayor acceso a poder limitar su reproducción. Y por otro lado, no están ajenas a lo que pasa en el mundo. El modelo ideal también es tener dos hijos y eso tira hacia abajo el número de hijos a tener. También es verdad que hay mujeres en otros países que tienen cuatro hijos.

¿La profesionalización es entonces una de las razones de mayor peso?

Las demandas de más especializaciones en el mundo del empleo también hacen que la gente necesite estar más tiempo en el sistema educativo. Yo sostengo en los trabajos que hacemos que no es que tengamos que hacer que las personas tengan más hijos sino que tengan los que quieran y que tengan un proyecto de vida diversificado. Que puedan elegir realmente. Las políticas fiscales se manejan, puede haber algunas que faciliten y den incentivos, pero básicamente el tema pasa por los cuidados. El Sistema de Cuidados es clave porque hay mujeres que tienen menos hijos porque no pueden compatibilizarlos con el trabajo y el estudio.

No va solo por políticas fiscales la cosa. El tema es cómo hacer para que se pueda tener los hijos que se quiera y pueda tener. Pero además, dentro de lo que es la dinámica demográfica hay otras cosas que importan, como el tema de la población más envejecida. Ahí entran a jugar otras cosas, como quiénes pueden ser activos. Hoy a los 65 y 70 años las personas pueden tener otra actividad y aportar a la sociedad. Y entonces no se necesita tanta fecundidad porque las personas viven más tiempo.

¿Entonces Uruguay no está en una situación grave?

Todavía no estamos en un problema grave. Por más que la tasa global de fecundidad está por debajo de dos, no es tan así porque eso es un número que promedia la reproducción de las jóvenes con las que están terminando su reproducción. Las mujeres de 35 a 45 años están llegando en general a dos hijos por mujer, e incluso a veces más. No es cierto que estemos disminuyendo la población. Si disminuye, hay que ver qué entra y qué sale en cuanto a nacimientos, muertes, inmigración y emigración. Y esa cuenta no está dando negativa. l