Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Grassi apela a vericuetos legales para seguir en libertad

ESPECTADOR.COM |

El aún sacerdote Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores, dijo a la prensa antes al entrar a tribunales en Buenos Aires, que todavía “quedan muchas instancias judiciales” en la causa y dijo estar “entero”, tener “fe en Dios” y “esperanza en la Justicia”.

“Estoy tranquilo, tengo fe en Dios y esperanza en la Justicia. Estoy entero: no bajo los brazos y sigo adelante”, dijo a la prensa Grassi esta mañana en la puerta del Juzgado, tras llegar conduciendo su automóvil.

El sacerdote se limitó a señalar que la audiencia que tendrá este mediodía se trata de “una instancia más de la Justicia, quedan muchas instancias más”. “Seguramente diré mis últimas palabras”, añadió.

La audiencia, que será oral y pública, se realizará a partir de las 13 “con el único objetivo de debatir si Grassi queda detenido o no, pero no se van a discutir hechos en cuanto a si hubo o no abuso sexual”, precisó el fiscal Alejandro Varela. Para el fiscal, con el fallo de la Suprema Corte de Justicia bonaerense “alcanza para detener” a Grassi y la prisión se debe concretar “independientemente de si la defensa presenta un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Nación”.

El cura fue condenado en el año 2009 a 15 años de prisión por el delito de abuso sexual agravado y corrupción contra un menor que asistía a la Fundación Felices los Niños, que él dirigía.

Grassi cumplía una pena de prisión morigerada impuesta por el Tribunal Oral Criminal de Morón hasta que la sentencia quedara firme.

El miércoles último la Suprema Corte bonaerense, que debía dictaminar sobre todo lo actuado, ratificó la condena del juzgado de primera instancia, aunque no tiene atribuciones para resolver la prisión efectiva del sacerdote.

Por su parte el abogado querellante Jorge Calcagno precisó que “el escrito que presentó el fiscal Varela pide la inmediata detención en virtud del peligro de fuga, que ya se dio en dos oportunidades”.

“Este señor tiene 15 años de sentencia firme en tres jurisdicciones provinciales y ya se fugó dos veces, por lo que es muy importante que la audiencia se haga”, remarcó y agregó que “además Casación le impuso condiciones y también las violó: él no podía referirse a los chicos y sin embargo lo hizo, con la impunidad que lo caracteriza”.

Calcagno afirmó que este “es el único caso en la historia jurídica argentina en que una persona condenada a 15 años está libre”.

“Sin embargo soy optimista con respecto a la audiencia; si se falla de acuerdo a Derecho el padre debería quedar detenido en el momento”, sostuvo.