Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Gobierno afirma que la seguridad del Papa la garantiza “el pueblo”

EL PAÍS |

Anuncian protesta durante el encuentro de Francisco con Rousseff

Río de Janeiro | AFP y EFE

Pese a los anuncios de protestas durante la visita del papa Francisco la semana próxima, el gobierno de Brasil afirma que la seguridad del pontífice estará garantizada “por el pueblo brasileño”.

La cruz del papa Juan Pablo II es preparada para recibir a Francisco en Río. Foto: AFP

El grupo Anonymous Rio convocó a una manifestación el lunes 22 frente a la sede del gobierno de Río de Janeiro, durante la reunión de la presidenta Dilma Rousseff con Francisco.

El ministro secretario de la presidencia de Brasil, Gilberto Carvalho, aseguró sin embargo ayer que quien garantizará la seguridad del Papa será el pueblo brasileño, y descartó estar preocupado con eventuales manifestaciones callejeras.

“La gran seguridad del Papa será hecha por el pueblo brasileño, por la juventud del mundo entero que viene”, dijo Carvalho a periodistas.

El Vaticano aseguró el miércoles que Francisco no teme que las protestas perturben su visita a Río. El Papa también ha pedido desfilar en un papamóvil abierto, sin blindar.

“Vamos a Brasil muy tranquilos, seguros de que las autoridades tienen la capacidad de administrar la situación. Sabemos que las manifestaciones no son dirigidas contra el Papa y la Iglesia”, aseguró el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

El Papa llegará el lunes a Río para presidir la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), del 23 al 28 de julio.

Convocatoria.

Una convocatoria realizada a través de Facebook llama a protestar frente al Palacio Guanabara “contra los gastos públicos de 180 millones de reales (unos 90 millones de dólares)” para la visita del papa, contra el gobernador de Río, Sergio Cabral, y otros altos cargos estatales, así como “contra la violencia desmedida de la policía en las protestas” callejeras que llevaron a más de un millón de brasileños a la calle en junio y “por un estado laico”.

“No se trata de religión, y sí de gastos públicos”, afirma Anonymous Rio.

El costo de la JMJ, con la participación esperada de 1,5 millones de personas, es de una suma equivalente a entre 160 a 175 millones de dólares, de los cuales unos 53 millones saldrán de las arcas estatales, según la prensa brasileña.

La convocatoria a la protesta abrió polémica en las redes sociales, incluso entre católicos que estiman que la visita del Papa no tiene nada que ver con las demandas de las manifestaciones de junio por mejores servicios públicos y contra la corrupción política.

Preparativos.

El servicio de inteligencia brasileño considera que las manifestaciones espontáneas -que en junio tomaron las calles del país- representan la mayor amenaza durante la visita del pontífice a Río de Janeiro.

“Estamos tomando todo el cuidado desde el punto de vista de logística y la seguridad, pero con mucha tranquilidad, tanto en el aspecto de seguridad como con las manifestaciones”, dijo el ministro Carvalho.

“El Papa es una persona democrática, acostumbrada a vivir en la periferia de Buenos Aires, entenderá”, consideró Carvalho.

El operativo de seguridad movilizará a más de 30.000 policías y militares.

Ayer, el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, realizó una reunión con su equipo de seguridad para evaluar los actos de vandalismo ocurridos de madrugada tras una protesta y bajo el temor de que se repitan.

Los incidentes ocurrieron luego de que un pequeño grupo de manifestantes encapuchados, de entre los cerca de 2.000 que protestaban contra la corrupción frente a la residencia particular de Cabral, se enfrentara a la policía a pedradas.

Una vez que la policía dispersara al resto de manifestantes, los encapuchados se dirigieron a una de las principales avenidas de Leblón, uno de los barrios más exclusivos de la ciudad, donde realizaron ataques vandálicos.

El Ejército anunció que impedirá el acceso de enmascarados y de personas muy exaltadas al descampado en Guaratiba, en las afueras de Río de Janeiro, donde Francisco presidirá la misa de clausura de la JMJ.

“No se permitirán los grupos de manifestantes organizados en Guaratiba. No requisaremos a los asistentes pero estaremos vigilando los sospechosos, los exaltados y los que carguen objetos peligrosos o que constituyan una amenaza”, afirmó el comandante de la primera división del Ejército y responsable por la seguridad papal, general José Alberto da Costa Abreu.

Analistas: el Vaticano se reconcilia con la Teología de la Liberación

Lima | AFP

El viaje del papa Francisco a Brasil, cantera de la Teología de la Liberación (TL) servirá para demostrar el énfasis positivo que se ha instalado en el Vaticano hacia esta corriente teológica, estimaron a la AFP analistas.

Los primeros cuatro meses de Francisco al frente de la Iglesia Católica parecen haber dejado atrás la era en que el Vaticano condenaba severamente a la TL.

“Que el cardenal Jorge Bergoglio haya optado por el nombre de Francisco (en homenaje a San Francisco de Asís, el santo de los pobres), ya es todo un programa”, dijo a la AFP el sacerdote peruano Gustavo Gutiérrez, padre de la TL. junto al fallecido jesuita uruguayo, Juan Luis Segundo. “Ya se puede hablar de una reconciliación con la teología de la liberación”, comentó Jeffrey Klaiber, profesor de historia de las religiones en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

El acercamiento comenzó con la designación por Benedicto XVI como prefecto de la Doctrina de la Fe, del obispo y teólogo alemán Gerhard Muller, cercano a Gutiérrez.