Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Fundaciones señalan que MEF retacea monto de donaciones con exoneración fiscal

EL OBSERVADOR |

http://www.elobservador.com.uy/fundaciones-senalan-que-mef-retacea-monto-donaciones-exoneracion-fiscal-n1091437

En estos días varios centros de gestión público privada se están desayunando de que el incremento del monto habilitado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para recibir donaciones con exoneraciones fiscales es menor al que solicitaron. En algunos casos, incluso menor al que han recibido años anteriores.

El ajuste causó sorpresa, aunque algunas fundaciones ya lo veían venir y ahora tienen la confirmación. En todos los casos señalan que eso les obliga a redefinir sus presupuestos, cortar algunos servicios o no realizar ampliaciones de cupos.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, negó a El Observadorque detrás de eso exista una política tendiente a limitar ese tipo de beneficios fiscales. No obstante reconoció que puede ser que alguna institución haya recibido este año un poco menos que en años anteriores. Fuentes de las instituciones educativas consultadas por El Observadorseñalaron que desde el ministerio ya habían comunicado que en el marco del ajuste del gasto que está realizando el gobierno, se iba a ser “muy severo y estricto, y por lo tanto no iban a dar todo lo que pedíamos”.

La ley de los beneficios
Desde el año 2007 la ley de reforma tributaria (ley 18.083) en el artículo tres contempla las donaciones especiales para aquellas empresas contribuyentes de IRAE (impuesto a la renta), que apoyen económicamente a diversas instituciones privadas u organismos públicos de diversos sectores. El pago del IRAE equivale al 25% del resultado del ejercicio (ganancias menos pérdidas) de la empresa.

La ley establece que el 75% de la donación que realiza la compañía se imputa directamente como pago a cuenta del IRAE. El 25% restante se computa como gasto de la empresa y, por lo tanto, deja de generar IRAE. Por esta razón, la compañía se ahorrará el pago del 25% de este 25%, que equivale a un 6,25%. Sumado al 75% implica que la exoneración tributaria para la empresa será del 81,25%, lo que en los hechos significa que ese porcentaje de la donación es, en realidad, una renuncia fiscal del estado y no un aporte empresarial.

La ley establece también un tope anual a las donaciones que las instituciones pueden recibir. Ese tope es determinado por el Ministerio de Economía y, por lo general, asciende a los $ 15 millones al año, salvo algunas excepciones, según señalaron fuentes de las instituciones educativas a El Observador. Por su parte, Ferreri manifestó que este tope no ha sufrido modificaciones.

Ajustando la propuesta
Desde la fundación Impulso, que gestiona el liceo laico y gratuito en Casavalle que lleva su mismo nombre, su presidente Nicolás Herrera dijo a El Observadorque ya el año pasado le otorgaron menos monto del que solicitaron, pero “dentro de entornos razonables”.

“Yo diría que, en general, el proyecto, (desde el MEF) lo han ido acompañando en todo, pero dentro de un grado de razonabilidad”, sostuvo. Herrera todavía no recibió la notificación del ministerio sobre el monto que se le habilitará para 2017, pero hace unos meses le adelantaron que va a recibir menos de lo solicitado. Herrera prefirió no dar cifras. Según la Rendición de Cuentas de 2016, Impulso recibió 17,7% del dinero que aprobó Economía desde que está vigente el régimen, lo que equivale a U$S 8,3 millones.

El presidente de la fundación manifestó que esta rebaja en el monto de donaciones con exoneración fiscal lleva a la institución a ajustar su proyecto. “Hemos bajado algunas horas docentes. Ya sé que me van a limitar (donaciones) para el bachillerato y no voy a tener para sexto año”, afirmó. No obstante, Herrera señaló que no tiene mayores quejas al respecto.

En tanto, Ximena Sommer, directora ejecutiva del bachillerato tecnológico Ánima, dijo a El Observadorque este es el segundo año que el MEF le da a la institución menos de lo que solicitan. Reconoció que es una institución nueva y que este es el tercer año que se beneficia de esta normativa. “Justo empezamos (en 2015) cuando ya estaban haciendo el recorte. Desde el vamos nos dieron menos de lo que pedimos”, afirmó.

Sommer explicó que el año pasado se reunieron con autoridades del MEF para explicarles que el monto habilitado ($ 8 millones) no les daba para cubrir ni el 50% del presupuesto. La respuesta que recibieron siempre fue que “el presupuesto es finito” y las instituciones “no pueden proyectar su financiamiento solamente con beneficio fiscal”. Para este año pidieron $ 11 millones y les otorgaron un monto de poco más de $ 8 millones. Indicó que eso ha obligado a la institución a abrir este año con un grupo menos de lo previsto. Además, la expone a perder donaciones porque algunas empresas se niegan a aportar o aportan menos si no tienen el beneficio fiscal.

El liceo Francisco de Paysandú es otra institución que se ha visto afectada por el ajuste en el monto otorgado. También es el segundo año en que el MEF no les da lo que solicitan. Juan Rapetti, coordinador del liceo, tampoco quiso dar cifras. En diálogo con El Observadordijo que el incremento otorgado este año es bastante menos del 50% de lo que se pidió. Señaló que esto expone al liceo a perder donaciones y a sobrevivir con un “presupuesto comprometido”.

Exoneraciones se cuadriplicaron
El Observador también consultó al liceo Jubilar, desde donde señalaron que el monto que se le otorgó es prácticamente el mismo que el solicitado. En tanto, el director de Los Pinos, Pablo Bartol, dijo que todavía no estaba al tanto del monto que le habían otorgado. El Observador quiso comunicarse con los directivos del liceo Providencia, pero no fue posible. Según el informe económico financiero presentado por el gobierno en la Rendición de Cuentas de 2016, las exoneraciones fiscales aprobadas por el Ejecutivo para entidades de enseñanza, salud y apoyo a la niñez pasaron de US$ 3,1 millones en 2010 a US$ 12,6 millones en 2015. El informe señala que en ese período se recibieron donaciones por un total de US$ 47,3 millones, de los cuales US$ 39,2 millones fueron resignados a nivel fiscal. La fundación Impulso fue la que más fondos recibió bajo ese régimen. En segundo lugar está la Universidad de la República, con donaciones por US$ 8,1 millones –incluye a todas las facultades públicas–, y le sigue la fundación Teletón, que recibió donaciones por US$ 5,9 millones entre 2010 y 2015.