Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Franzini Batlle: “La Ley Trans me retrotrae al batllismo de comienzos de siglo XX”

MONTEVIDEO PORTAL |

https://www.montevideo.com.uy/Noticias/Franzini-Batlle–La-Ley-Trans-me-retrotrae-al-batllismo-de-comienzos-de-siglo-XX–uc725074

DE JOSÉ A JOSÉ

El candidato al Senado por el Partido Independiente, bisnieto de Batlle y Ordóñez, consideró que es una ley “superior” y que genera orgullo.

El 4 de agosto se realizará la instancia de prerreferéndum sobre la Ley Integral para Personas Trans. Los impulsores de la consulta pretenden derogar la legislación aprobada en octubre de 2018 (con los votos del oficialismo y parte de la oposición), que establece una serie de beneficios y derechos para la población trans del país.

En esta etapa previa a esta instancia, se han producido debates en torno a la normativa y se escucharon voces de políticos y distintos actores sociales (entre ellos, la Iglesia y organizaciones religiosas).

José Franzini Batlle, candidato a Senado por el Partido Independiente (como integrante de Avanza País), dio su apoyo a la ley, criticó a quienes intentan derogarla y la comparó con las grandes reformas del batllismo de comienzos del siglo XX. Franzini es además bisnieto de José Batlle y Ordóñez.

“Es una ley superior, porque es una ley en la que el Parlamento de un país se ocupa de un colectivo que significa el 0,000028% de la población, y se ocupa de los problemas del ser humano y de lo que yo llamo los barullos del alma, cuando uno se encuentra en un envase que no corresponde, en el que no quiere estar”, dijo a Montevideo Portal.

Para Franzini, que esas personas tengan un Estado que “legisle para que su vida sea menos difícil, que haya propuesto esta ley y la haya votado, produce orgullo”.

José Franzini Batlle cree que esta ley es más comparable a lo que hizo el batllismo que las leyes más progresistas aprobadas durante los gobiernos del Frente Amplio. “Es una de las leyes que a mí me retrotraen a principios de siglo pasado, cuando Uruguay tuvo una andanada de leyes pensando en hacer mejor la vida de los hombres  y pensando en atender a los que están en estado de debilidad”.

 Considera que es una ley profundamente batllista. “El símbolo político del humanismo en el país es Batlle y Ordóñez, desde las leyes de protección de animales, de la prohibición de las corridas de toros o las cajas de ratas, entre otras. Y para mí esta ley si hay algo que tiene es humanismo, está pensada para los problemas del ser”, reflexionó.

El batllismo es un humanismo

El integrante de Avanza País la considera así porque atiende a un colectivo cuantitativamente menor. “No es que sea más humanista (que la ley de matrimonio igualitario, por ejemplo), pero se fija en eso, cuando nadie puede decir que tenga réditos electorales o presiones, porque ese colectivo en materia de números no significa nada”, dijo. “Un Parlamento se ocupó de esta problemática y de hacer la vida fácil a un colectivo de menos de mil personas, y eso es increíblemente destacable, es superior”, agregó.

Con respecto a quienes impulsan la derogación de la ley, aclaró que lo suyo “es lo contrario a ser humanista”. “Creo que no entendieron el problema, el conflicto de que una persona se levante, se mire y vea que está en un envase equivocado, que sienta otra cosa. Están aferrados a determinados dogmas que le hacen no comprender ese problema; no es de malos, no entienden”, dijo.

Con respecto a la ley, señaló que se han difundido cosas que no son ciertas sobre la normativa y que no encuentra reparos a ningún artículo. “Las operaciones de cambio de sexo datan de hace más de 30 años y se hacían bajo un proceso de reflexión con la persona, dada la irreversibilidad del asunto. No es nada nuevo. Es un proceso que en el Uruguay lleva años”, concluyó.