Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Francisco se acerca aortodoxos y musulmanes

EL OBSERVADOR |

Turquía. Aboga por el diálogo ecuménico e intercultural

Francisco y Merhmet Gormez, del Ministerio de Culto. afp

Luego de un viaje relámpago a Estrasburgo el martes pasado, el papa Francisco emprendió su sexta gira a un país extranjero y llegó a Turquía, lugar de mayoría musulmana que se ubica estratégicamente entre Europa y Asia.

Es la cuarta vez que un pontífice llega a tierras turcas y esta ocasión se distingue de las demás por la especial tensión que se vive en la zona. Ante el avance de los extremistas del Estado Islámico (EI) por Irak y Siria, Turquía acoge a cientos de miles de refugiados y no es ajena a las tensiones. Por eso, entre otras cosas, es que las autoridades turcas no le permitieron al papa utilizar el pequeño vehículo que había propuesto y le exigieron, a cambio, trasladarse en un blindado.

La visita comenzó con el aspecto más político, que no fue definido como el eje central del viaje. Incluyó una visita al mausoleo de Mustafá Kemal Ataturk, padre y fundador de la república, y con una reunión con el presidente Recep Tayyip Erdogan, fundador y líder del Partido Justicia y Desarrollo (AKP), de inspiración islamista. Ese encuentro fue en el palacio del mandatario, una imponente construcción que costó US$ 615 millones y que tiene unas 1.000 habitaciones.

Junto a Erdogan, Francisco pidió un diálogo interreligioso e intercultural para buscar un final al fundamentalismo y el terrorismo. Sin citar al EI, el pontífice deseó que la “solidaridad de todos los creyentes” pueda “invertir la tendencia” de una “violencia terrorista”, y deploró la violación de las “leyes humanitarias más elementales” o las graves persecuciones contra “grupos minoritarios”.

Francisco abogó asimismo en favor de la libertad religiosa al considerar “fundamental” que todos los ciudadanos, sea cual fuere su confesión, tengan los mismos derechos.

A su turno, el presidente turco mostró su preocupación por lo que consideró como “seria y rápida” progresión de la islamofobia y pidió que cristianos y musulmanes luchen juntos para frenarla. Precisamente un poco más tarde el papa visitó al titular del llamado Diyanet, el Ministerio de Culto, Merhmet Gormez, que hace unos meses criticó al papa por no oponerse con firmeza a la islamofobia.

Hoy visitará dos mezquitas y oficiará una ceremonia interritual y una oración ecuménica en la sede del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla. Allí estará también el patriarca Bartolomé I, que es la máxima autoridad de la rama cristiana ortodoxa, considerado sucesor del apóstol san Andrés, mientras que el papa lo es de san Pedro. Mañana, fiesta de san Andrés, los dos líderes religiosos celebrarán juntos y firmarán una declaración, pues el principal objetivo de la travesía es ecuménico.

Otro objetivo de este viaje es humanitario. Y aunque no le permitieron –por motivos de logísitica y seguridad– visitar alguno de los campamentos que alojan al cerca de millón y medio de refugiados que hay en el país, el papa habló sobre las persecuciones que hay en países vecinos y agradeció a Turquía por la acogida que da a los más necesitados. Recordó que “es lícito detener al agresor injusto”. pero pidió “no confiar la solución del problema a la mera respuesta militar”.