Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Francisco recordó a los cristianos “perseguidos, decapitados ante nuestros ojos”

UNOTICIAS |

El papa Francisco presidió el Vía Crucis en el Coliseo de Roma y, a su término denunció con firmeza las lacras que afligen al mundo en la actualidad, representadas todas ellas en “la crueldad” del calvario de Cristo.

El pontífice realizó una breve alocución dónde denunció la “crueldad” de algunas situaciones actuales que se corresponden, a su juicio, con el calvario de Cristo, como la corrupción o la indiferencia de las personas ante quienes sufren.

“En la crueldad de tu Pasión, Señor, vemos la crueldad de nuestras acciones y a todos los abandonados por los familiares, por la sociedad. En tu cuerpo herido vemos a aquellos desfigurados por nuestra indiferencia”, lamentó.

También recordó a “nuestros hermanos cristianos” que “son perseguidos, decapitados y crucificados ante nuestros propios ojos y, a menudo, con nuestro silencio cómplice”.

Durante el Vía Crucis, de más de una hora de duración, el papa permaneció sumido en un profundo recogimiento. Mientras, la cruz pasó de unas personas a otras hasta completar su recorrido desde el Coliseo hasta el Palatino, pasando por cada una de las catorce estaciones que componen su tránsito.

En cada una de estas etapas se leyó una de las catorce meditaciones redactadas por Renato Corti, obispo emérito de la ciudad septentrional italiana de Novara en referencia a problemas actuales.