Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Francisco: “No es lícito quitar una vida para resolver un problema”

EL PAÍS |

El papa Francisco habló sobre el aborto y la eutanasia. Dijo a los médicos que “sean valientes” y se nieguen a éstos “cuando sea necesario”.

El Papa cargó hoy contra el aborto, la eutanasia y la fecundación artificial y pidió a médicos que sean valientes y se nieguen a eso cuando sea necesario, al tiempo que criticó a quienes usan a los seres humanos como “conejillos de indias”.

El Sumo Pontífice afirmó hoy que “el pensamiento dominante propone una ‘falsa compasión’: la que considera sea una ayuda a la mujer favorecer el aborto, un acto de dignidad asistir a la eutanasia, una conquista científica ‘producir’ un hijo considerado como un derecho en vez de recibirlo como un don”.

Jorge Bergoglio lo sostuvo en la audiencia en el aula Pablo VI hablando a la asociación de médicos católicos italianos en ocasión del 70 aniversario de la Fundación.

Aborto, eutanasia, fecundación artificial: todos resultados de una “falsa compasión” como también lo es, dijo el Pontífice, “usar vidas humanas como conejillos de indias de laboratorio para salvar presumiblemente otras”.

En cambio, subrayó, “la compasión evangélica es la que acompaña en el momento de la necesidad, es la del Buen Samaritano que ‘ve’, ‘tiene compasión’, se acerca y ofrece ayuda concreta”.

Francisco remarcó al auditorio que “vuestra misión de médicos los pone en contacto cotidiano con tantas formas de sufrimiento: los aliento a hacerse cargo de ésto como buenos samaritanos, cuidando en particular a los ancianos, enfermos y discapacitados”.

Según Bergoglio, los médicos católicos, para ser fieles “al Evangelio de la vida y al respeto de ésta como don de Dios”, tiene que hacer “elecciones valiente y contracorriente, que particulares circunstancias pueden llegar a la objeción de conciencia”, sostuvo.

“Estén atentos, experimentar con la vida, jugar con la vida, es un pecado contra Dios Creador”, dijo el Papa a los médicos, abandonando el discurso escrito e improvisando. Esto ocurre cuando se decide “hacer hijos y no recibirlos como don”. El mismo discurso para “la eutanasia”.

El Pontífice subrayó que “el aborto no es un problema religioso, y ni siquiera filosófico. Es un problema científico porque existe una vida humana y no es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema”.

Este concepto no puede cambiar con el pasar de los años, prosiguió. “En el pensamiento antiguo y en el pensamiento modernos matar significa siempre lo mismo”, afirmó.

Lo mismo vale para la eutanasia y el Papa hizo referencia a la “eutanasia escondida” de la cual son víctimas algunos ancianos. “Significa decir a Dios no, el fin de la vida la decido yo. Es un pecado, reiteró Francisco, contra Dios Creador”.

Los médicos católicos italianos en la audiencia con Bergoglio, subrayaron las “dificultades” para respetar las leyes que”chocan” con el “primado de la conciencia” que querría siempre estar a favor de la vida.

“Se vive con consistente dificultad la adecuación a las nuevas leyes de los Estados, dijo en el saludo al Pontífice el presidente de la Amci (Asociación médicos católicos italianos), el profesor Filippo Maria Boscia, cuando instancias impuestas con frecuencia se contradicen con el imperativo categórico del primado de la conciencia y nos impone decidir y actuar en sentido diametralmente opuesto al bien de la vida, en todas sus fases”.