Iglesia al día

" Me alegra que el tema elegido por la familia ecuménica para la celebración del Tiempo de la Creación 2020 sea 'Jubileo de la Tierra', precisamente en el año en el que se cumple el cincuentenario del Día de la Tierra "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Francisco dijo no sentirse ofendido cuando lo acusan de marxista

UNOTICIAS |

En una entrevista con La Stampa, respondió a lo grupos conservadores; dijo que es una “ideología errónea”, pero que entre los que la profesan hay “buenas personas”.

En una entrevista de una hora y media que le concedió el martes pasado en una sala de la Casa Santa Marta, publicada ayer en tapa y en tres páginas del diario de Turín, Francisco habló de la Navidad y de otros temas. Y respondió en forma tajante a las críticas de sectores conservadores a las ideas económicas expresadas en la exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” (La alegría del Evangelio), recientemente publicada.

“La ideología marxista es errónea. Pero en mi vida he conocido a muchos marxistas buenos como personas, y es por eso que no me siento ofendido”, respondió Francisco al ser preguntado por Tornielli sobre las acusaciones de grupos conservadores norteamericanos de ser “un marxista” por sus críticas al capitalismo y al actual sistema financiero.

Al hablar de buenas personas marxistas, el Papa probablemente pensaba en gente como su querida jefa en el laboratorio químico en el que trabajó antes de ordenarse, Esther Balestrino de Careaga, que terminó siendo secuestrada y asesinada por los militares durante la última dictadura.

Más allá de esa referencia, en la entrevista el Papa se defendió de la acusación de ser un marxista: “En la exhortación no hay nada que no se encuentre en la Doctrina Social de la Iglesia (…); no hablé desde un punto de vista técnico, sino que traté de presentar una fotografía de lo que pasa”, dijo. Y volvió a arremeter contra las denominadas “teorías del derrame”, según las cuales el libre mercado genera mayor equidad e inclusión social.

“La promesa era que cuando el vaso estuviera lleno se desbordaría y los pobres se beneficiarían de eso. Pero lo que pasa, en cambio, es que cuando está lleno, por arte de magia, el vaso se hace más grande y así no sale nunca nada para los pobres”, indicó. “Fue la única referencia a una teoría específica. Y esto no significa ser marxista”, insistió.

En la entrevista, concedida para explicar el sentido de la Navidad, Jorge Bergoglio también habló brevemente del ecumenismo, de los divorciados vueltos a casar, de la relación que debe haber entre política e Iglesia, y negó tajantemente que vaya a nombrar mujeres cardenales.

“No sé de dónde salió eso. Las mujeres en la Iglesia no deben ser «clericalizadas». Quien piensa en mujeres cardenales sufre de clericalismo”, disparó.

“Para mí la Navidad es ternura, es esperanza”, también explicó el ex arzobispo de Buenos Aires, cuyo rostro durante el coloquio se puso dos veces sombrío al mencionar el sufrimiento de los chicos y el escándalo del hambre en el mundo.

“Ante un niño que sufre, la única oración que me sale es la oración del por qué. ¿Señor, por qué? Él no me explica nada. Pero noto que me mira. Y de ese modo puedo decir: «Tú sabes el porqué, yo no lo sé y Tú no me lo dices, pero me miras y yo confío en Ti, Señor, confío en tu mirada»”, dijo.

El Papa también reconoció que el ecumenismo, es decir, avanzar hacia la unidad de los cristianos, es “prioritario”, sobre todo porque ya existe un “ecumenismo de la sangre”.

“En algunos países matan a los cristianos porque llevan una cruz o tienen una Biblia, y antes de matarlos no les preguntan si son anglicanos, luteranos, católicos u ortodoxos. La sangre está mezclada. Para los que asesinan, somos cristianos. Unidos por la sangre, pese a que entre nosotros aún no logramos dar los pasos necesarios hacia la unidad y quizás aún no llegó la hora”, reflexionó. “La unidad es una gracia que hay que pedir”, agregó.

Montevideo, Uruguay

UNoticias

Fuente: La Nación

MDS