Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Francisco convocó a la “revolución de la fe”

EL PAÍS |

EL PAPA CON LOS JÓVENES

El papa Francisco convocó hoy en Rio de Janeiro a la juventud a a sumarse a la “revolución de la fe” y abandonar las “ilusiones” del dinero y del poder que convierten a las personas en insatisfechas en la sociedad del consumo.

Rio de JaneiroAnsa, AP y EFEjue jul 25 2013 20:54

El papa Francisco convocó hoy en Rio de Janeiro a la juventud a a sumarse a la “revolución de la fe” y abandonar las “ilusiones” del dinero y del poder que convierten a las personas en insatisfechas en la sociedad del consumo.

Ante un millón y medio de personas en Copacabana que lo recibieron con una fiesta que coloca al argentino Jorge Bergoglio como un líder global de masas, al paso de su papamóvil el pontífice aumentó el romance popular iniciado desde su llegado a Brasil.

En la homilía posterior a la apertura de la 28a. Jornada de la Juventud en Copacabana, el papa esta noche insistió en el tema de las ilusiones y las insatisfacciones de los jóvenes en el siglo XXI, donde el consumismo, el dinero y el poder chocan con los valores de Jesús y de su iglesia.

“Poné tu confianza en Jesús y no te defraudará, la fe en nuestra vida hace una revolución que podríamos llamar de copernicana, porque nos quita del centro y pone a Dios en el centro”.

Y enfatizó: “La fe es revolucionaria y te pregunto a vos si estás dispuesto a entrar en esta ola de la revolución de la fe. Sólo entrando tu vida tendrá sentido y será fecunda”.

El Papa afirmó que “tener dinero y poder pueden generar un momento de embriaguez, una ilusión de ser feliz, pero son el dinero y el poder que nos poseen a nosotros y nos llevan a querer siempre más, a nunca estar satisfechos”.

Con dinero y poder, apenas, continuó, “terminamos empachados y no alimentados y es muy triste ver a la juventud empachada pero débil, porque la juventud debe ser fuerte y alimentarse de su fe y no empacharse con otra cosa”.

El Papa usó una metáfora culinaria al afirmar que la receta para la juventud para una vida en plenitud es “ponerle fe a la vida para que tenga un sabor nuevo, ponerle esperanza para iluminar el horizonte y ponerle amor para que la existencia sea una casa construida fuerte como una roca”.

Recibimiento.

“Sea bienvenido” fue la canción del sacerdote cantor Fabio de Mello cuando Francisco llegó al escenario.

“Rio de Janeiro se convierte en el centro de la Iglesia Católica, en el corazón joven”, dijo el Papa en la playa de Copacabana.

El Papa envió un saludo al papa emérito Benedicto XVI, que “nos sigue por televisión y nos acompaña con la oración”.

Francisco pidió realizar una oración por una joven de Guyana Francesa que murió en un accidente cuando viajaban hacia la Jornada Mundial de la Juventud, que se realiza en Rio de Janeiro.

También destacó la “fe de los cariocas” frente a la lluvia y el frío que se registra en Rio de Janeiro esta noche.

Encuentro multitudinario.

Se colgaron de árboles y señales de tránsito, corrieron como atletas en olimpiada, gritaron como en un concierto de música. La lluvia paró por varias horas y cientos de miles de jóvenes se rindieron ante el entusiasmo y las sonrisas del papa Francisco.

Combatieron el inusual frío no solamente con abrigos, bufandas y gorros sino con el calor de la multitud, mientras helicópteros sobrevolaban el área de la Playa de Copacabana y embarcaciones patrullaban la Bahía de Guanabara.

Los famosos hoteles y edificios de apartamentos de apartamentos de lujo adornaron sus balcones de blanco y amarillo, los colores del Vaticano.

Jóvenes con cámaras y celulares se colgaron hasta de los postes para ver a Francisco que en varias ocasiones se detuvo para besar bebes que le acercaban los miembros de su escolta. En uno de esos momentos, le acercaron un mate, dio un sorbo y lo devolvió.

Los fieles congregados a los lados de la vía que participaron en el primer gran encuentro con Francisco, que el jueves les dio la bienvenida a la Jornada Mundial de la Juventud.

La tarima de color blanco, con gigantes pantalla, un enorme cristo de fondo, fue ubicada al final del malecón de Copacabana, de color blanco, entre la avenida y la playa.

Con argentinos.

Por otra parte, Francisco confesó hoy a unos 40.000 jóvenes argentinos que asisten a la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro que muchas veces se siente “enjaulado” y afirmó que es “feo” estar en esa situación.

El Papa hizo esa manifestación cuando bromeaba con sus jóvenes compatriotas, reunidos en la catedral de Río de Janeiro, muchos de los cuales llevaban ya muchas horas dentro del templo y podían tener la sensación de estar enjaulados.

“Siento que estén aquí enjaulados. Tengo que confesarles que yo también muchas veces me siento enjaulado y ¡que feo es sentirse enjaulado!”, dijo el Pontífice, lo que provocó risas y aplausos de los muchachos.

De los casi 40.000 jóvenes, unos 5.000 pudieron entrar en la catedral, mientras que el resto ocupó el atrio del templo bajo la lluvia que durante todo el tiempo cayó sobre Río.

Algunos muchachos para tener un sitio bueno desde donde poder ver al Papa llegaron a la catedral el miércoles por la noche, según señalaron.

http://www.elpais.com.uy/mundo/francisco-muchas-veces-me-siento.html