Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Francisco busca el deshielo en las relaciones con China

EL PAÍS |

http://www.elpais.com.uy/mundo/francisco-busca-deshielo-relaciones-china.html

SUGESTIVO MENSAJE DEL PAPA AL RÉGIMEN DE PEKÍN

El papa Francisco tendió ayer la mano a China para entablar un diálogo con el Vaticano e iniciar relaciones diplomáticas, lo que allanaría el camino a la expansión del catolicismo en Asia.

La histórica visita del Papa a Corea del Sur y sus declaraciones sobre Asia son señales hacia la apertura de un posible deshielo en las relaciones entre el Vaticano y China, así como también con Corea del Norte.

“Tengo la total confianza de que los países de este continente con los que la Santa Sede no tiene aún una relación plena avancen sin vacilaciones en un diálogo que a todos beneficiará”, apuntó el pontífice en su cuarta jornada de visita a Corea del Sur ante un grupo de unos 70 obispos asiáticos en el santuario de Haemi (oeste).

El Vaticano no mantiene relaciones con China, Corea del Norte, Laos, Birmania, Bután y Brunei, mientras con Vietnam han empezado los primeros contactos y acuerdos en relación al nombramiento de obispos.

Destaque.
El auspicio formulado por papa Francisco fue muy destacado por ejemplo por el South China Morning Post, diario de la comunidad anglófila de Hong Kong.

Francisco se refirió más precisamente a relaciones “fraternas”, no solamente político-diplomáticas. Esas palabras representan “una clara referencia a China, con la que el Vaticano no tiene relaciones desde que el Partido Comunista tomó el poder en el 1949”, precisó el diario de Hong Kong.

Las declaraciones de Jorge Mario Bergoglio marcan por lo tanto un nuevo paso al frente por parte del Vaticano hacia China, tras el telegrama de saludo que envió a Pekín el jueves pasado mientras el avión que lo llevaba a Seúl sobrevolaba el territorio chino. Un mensaje muy importante, coinciden diferentes fuentes, pese a que por problemas técnicos el telegrama llegó a Pekín con cierto retraso.

Al comentar el mensaje, la vocera de la cancillería de China, Hua Chuying, declaró al China Daily que su gobierno había “tomado nota de las observaciones del papa Francisco. China siempre ha sido sincera en su intención de querer mejorar las relaciones con el Vaticano. Hemos hecho esfuerzos positivos en esta dirección”.

Con este intercambio de señales como telón de fondo, algunos medios no descartan la posibilidad de una reunión entre las dos diplomacias antes de fin de año.

En los últimos meses, el Papa tuvo diferentes contactos con el presidente chino, Xi Jinping, en parte a raíz de los saludos intercambiados entre ambos el año pasado, visto que Bergoglio fue electo Papa el 13 de marzo, un día antes de la elección del presidente chino.

Dificultades.
Estas señales que podrían marcar la apertura de un deshielo están sin embargo acompañadas por la denuncia hecha por organizaciones católicas china sobre la destrucción de las cruces de algunas iglesias del país asiático.

Las fuentes hablan de dos templos en la provincia oriental de Zhejiang, cuyas cruces fueron destruidas en las últimas horas, pese a las marchas de protestas de los fieles.

Los datos de Roma señalan que en China existen entre 8 y 12 millones de católicos, divididos entre los pertenecientes a la Iglesia oficial o “Patriótica” (controlada por el gobierno comunista) y la clandestina, en comunión con Roma y perseguida por Pekín.

De hecho, la Iglesia china clandestina -fiel a los pontífices hasta el punto de aceptar arrestos y control gubernamental- está mantiene desde hace tiempo diálogo con la oficial.

Lo que están tratando de obtener a través de un paciente trabajo es tener obispos reconocidos por el Papa que no sufran hostilidades por parte de Pekín.