Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Francisco ataca de nuevo al aborto

LA REPÚBLICA |

http://www.republica.com.uy/francisco-y-el-aborto/599693/

“Francisco ataca de nuevo al aborto

El papa Francisco pidió ayer defender “la cultura de la vida” y rezar por los niños “en peligro de interrupción del embarazo”. En tanto, criticó la “envidia y difamación” un día después de la aparición de afiches en su contra en las calles de Roma.

“Toda vida es sagrada, hagamos avanzar la cultura de la vida como respuesta a la lógica del descarte y a la caída demográfica”, dijo el papa durante la llamada Jornada Mundial de la Vida.

“Recemos juntos por los niños en peligro de interrupción del embarazo y por las personas que se acercan al final de su vida”, añadió el papa, en referencia también a la eutanasia, durante la tradicional oración del Ángelus de los domingos en la plaza San Pedro del Vaticano.

Desde su llegada al Vaticano, el papa ha denunciado varias veces la caída de la natalidad en Europa, en particular en Italia. En su encíclica “Laudato si”, publicada en junio de 2015, ya afirmó que “el crecimiento demográfico es plenamente compatible con el desarrollo integral y solidario”.

Igual que sus antecesores, Francisco, fiel a la doctrina de la Iglesia católica, es un detractor acérrimo del aborto. El año pasado, durante el llamado Jubileo de la Misericordia, hizo sin embargo un gesto hacia las mujeres que se arrepientan de su aborto, permitiendo a los curas que las absuelvan de lo que la Iglesia considera un pecado, algo que hasta entonces sólo podían hacer los obispos.

En su mensaje, no se refirió explícitamente a las decenas de carteles anónimos que aparecieron el sábado en las calles de Roma, pero habló de envidia y difamación. “Estos gérmenes arruinan el tejido de nuestra comunidad, que deben en cambio brillar como lugares de acogida, solidaridad y reconciliación”, exclamó.

“La misión de los cristianos en la sociedad es dar sabor a la vida con la fe y el amor que Cristo nos ha donado, y al mismo tiempo alejar los gérmenes contaminantes del egoísmo, la envidia y la difamación”, aseveró el sumo pontífice.

Y continuó: “Para cumplir esta misión, hace falta que nosotros mismos seamos los primeros liberados de la degeneración corruptora de los influjos mundanos”.

Bajo la imagen de un papa con rostro serio, el texto de los carteles comienza con las palabras “‘France’, has intervenido Congregaciones, retirado sacerdotes, decapitado a la Orden de Malta y a los franciscanos de la Inmaculada, ignorado cardenales…¿pero dónde está tu misericordia?”.