Iglesia al día

" “Todos somos discípulos misioneros en salida” "
I Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

La Iglesia en los medios Fracasó el referéndum por el aborto y la ley quedará firme

EL OBSERVADOR |

Consulta popular. Se requería 25% de adhesiones de los habilitados, pero ni siquiera el 10% fue a votar

La movida para hacer caer la ley que despenalizó el aborto bajo determinadas circunstancias en Uruguay tuvo su punto final ayer, luego de más de 25 años de debate parlamentario. La consulta popular fracasó ayer de forma estrepitosa. De los casi 2,6 millones de uruguayos habilitados a votar, debían manifestar su adhesión, al menos, 650 mil (25%) para que en octubre de este año se realizara un referéndum obligatorio, que decidiera sobre la continuidad de la ley. Pero ni siquiera lo hizo el 10% de los habilitados.

Al cierre de esta edición, cuando se llevaban escrutados el 94% de los circuitos, el nivel de apoyo a la consulta era del 8,4%.

Ese resultado terminó de sepultar las ambiciones del grupo impulsor del referéndum, encabezado por el nacionalista Pablo Abdala. A partir de hoy, existe la posibilidad jurídica, para esa comisión, de recolectar 650 mil firmas para que haya una consulta en las urnas en octubre, pero no existen ni fuerzas ni esperanzas para iniciar esa cruzada. Según dijo a El Observador el diputado Abdala, es “imposible” juntar esas firmas antes de octubre, por lo que resta “cerrar una etapa”.

Anoche, mientras se conocían los primeros resultados de la derrota, en el local de la comisión pro referéndum había resignación y reproches a la estructura de los partidos que apoyaron la iniciativa, pero que no se pusieron la campaña al hombro. A pocas cuadras de allí, en el centro de Montevideo, festejaba la organización feminista Cotidiano Mujer.

Todos los precandidatos presidenciales fueron a votar ayer. Blancos, colorados, independientes, e incluso el expresidente Tabaré Vázquez (ver página 5). La lectura general fue que la población quiso mantener la ley. Así lo reconocieron todos los referentes políticos. Sin embargo, el senador colorado Pedro Bordaberry tuvo un matiz. Dijo que la gente prefirió no expresarse, y que lo hiciera el Parlamento.

La baja participación fue tomada por el Frente Amplio, como un respaldo a la normativa. Tanto dirigentes de la fuerza política como jerarcas gubernamentales destacaron que el resultado de la votación le dio estabilidad a la ley. Además, advirtieron que la izquierda continuará profundizando esa política. La ley que se aplica desde hace seis meses en Uruguay, y por la cual 400 mujeres por mes interrumpen su embarazo, quedó firme.

Cuando los impulsores intentaban ayer encontrar una explicación al resultado, no dudaban mucho en identificarlo. Se quejaban porque la estructura de los grupos políticos no se sumó de forma activa a la campaña. Abdala fue muy cauto en repartir críticas. Admitió que hubo cierta indiferencia, pero en la interna de su grupo se escucharon duros reproches, incluso hacia algunos nacionalistas. “Hay diputados blancos del interior que dieron para atrás”, comentó un militante. “Sin estructura no se puede… no se puede”, se quejó el asesor de Abdala, Marcelo Bacigalupi. “Bueno, que no haya bajón. Como dijo Wilson: ¿derrotados, nosotros?”, le dijo Abdala a un militante joven que se iba del local, cabizbajo.

Ayer, por la sede del comando de la comisión pro referéndum, pasaron apenas a saludar algunos líderes. Además de Bordaberry, concurrió el nacionalista Jorge Larrañaga y otros pocos diputados blancos. Sobre la hora 21 una veintena de militantes rodeaba a Abdala para darle su apoyo. Mientras juntaban elementos de la campaña, se palmeaban unos a otros en señal de consuelo.

La presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, señaló que “el respaldo fue muy amplio”. “Fue muy contundente el resultado y esto muestra que vamos por un camino que debemos seguir profundizando”, dijo a El Observador. El subsecretario del Ministerio de Salud, Leonel Briozzo, dijo que “los derechos sexuales y reproductivos no se plebiscitan; se deben cumplir e implementar”. “Seguiremos trabajando en esa dirección, ahora con el espaldarazo que significa para la política pública que la inmensa mayoría de la población no quiera plantear su análisis revocatorio, lo cual la reafirma como política sanitaria”, explicó a El Observador.

A pesar del resultado, que defendió la ley impulsada por el FA, en la sede de la coalición no hubo militancia. Sobre las 19.30 horas, en el edificio ubicado en Colonia y Ejido, la única dirigente de peso presente era Xavier.

Quienes sí festejaron fueron las organizaciones sociales defensoras de la ley. El grupo Cotidiano Mujer celebró la escasa participación en el acto de adhesión. Mientras seguían los resultados a través de la televisión, unas 50 militantes brindaron con vinos nacionales y whisky escocés. Además, compartieron mate, una picada y celebraron entre abrazos y cánticos.

Los festejos tuvieron como principal destinatario al expresidente Vázquez, quien vetó una ley similar en 2008. El subsecretario de Salud también participó de la celebración del colectivo feminista. Sobre las 21.20 horas los presentes invitaron a tomarse una foto y convocaron al jerarca ministerial a participar. En ese momento, con proclamas a favor de la normativa en sus manos y con Briozzo incómodo en medio de los festejos, las mujeres comenzaron a cantar contra el expresidente. “Y ya lo ve, y ya lo ve, es para Vázquez que lo mira por TV”. l

http://www.elobservadormas.com.uy/noticia/fracaso-el-referendum-por-el-aborto-y-la-ley-quedara-firme_425001/